Un nuevo escándalo se cierne sobre la ONG Oxfam. Según ha publicado The Observer, varios trabajadores también contrataron a prostitutas en el Chad, en el año 2006, y la ONG lo supo y lo silenció. Y, de hecho, un alto funcionario fue despedido por su comportamiento ese mismo año.

Noticias relacionadas

Los hechos ocurrieron cuando el responsable de la ONG en ese país era precisamente Van Hauwermeiren, que también protagonizó después el escándalo por conducta sexual inapropiada en Haití.

Van Hauwermeiren renunció a Oxfam en 2011, después de admitir que prostitutas habían visitado su casa en Haití. Un extrabajador en el Chad confirmó que "se invitaban a las mujeres a las fiestas" que organizaban los trabajadores de Oxfam y que todos eran conscientes de que eran más que amigas.

El máximo ejecutivo de Oxfam desde mayo de 2013, Mark Goldring, admitió a la cadena BBC Radio 4 que la organización debería haber especificado al Gobierno que las faltas de conducta detectadas en Haití estaban relacionadas con asuntos sexuales.

Aún así, consideró que no era "en interés de nadie" describir "los detalles de aquel comportamiento de una forma que fuera a atraer la atención de forma extrema", consideró director de la organización, que cuenta con 5.000 empleados y una red de 23.000 voluntarios.

La presidenta del consejo de administración de Oxfam, Caroline Thomson, declaró por su parte que trabajará para "corregir los problemas culturales que subyacentes que permitieron esos comportamientos".

"Como la nueva presidenta de Oxfam, comparto el enfado y la vergüenza por el hecho de que comportamientos como el destapado en Haití ocurrieran en nuestra organización", dijo en un comunicado la exdirectiva de la BBC, designada para el cargo en la ONG en noviembre de 2016.

Según las cifras publicadas por The Sunday Times, Oxfam registró 87 incidentes relacionados con abusos sexuales el año pasado, de los cuales 53 se pusieron en conocimiento de las autoridades.