E.E. | AGENCIAS

El ex primer ministro francés Manuel Valls lamenta que Europa no se haya mostrado más firme en su respaldo al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoyen la crisis catalana.

"Hay que respetar a España, ser solidarios con las decisiones que el presidente, Mariano Rajoy, tenga que adoptar", indicó Valls en una columna firmada este domingo en el semanario Le Journal du Dimanche, en la que también lamenta "que Europa no haya lanzado este mensaje con más firmeza antes del referéndum del 1 de octubre".

El ex jefe de Gobierno socialista señaló que "la Unión Europea no debe implicarse en cualquier tipo de mediación" porque "pondría al mismo nivel al Gobierno y a aquellos que no respetan la Constitución".

"LA GUERRA SIEMPRE ES POSIBLE"

Valls asegura que la independencia de Cataluña "abriría la caja de Pandora" en Europa que se traduciría en las de otros territorios, entre los que cita el País Vasco o el norte de Italia.

"Vivimos en paz desde hace 70 años, pero la historia es trágica. La guerra siempre es posible. No se juega con las fronteras", agrega.

Nacido en Barcelona, hijo de una familia de la burguesía catalana y nacionalizado francés desde 1982, Valls afirma que la independencia de Cataluña "sería contraria a la identidad misma" de la región, fundada a su juicio en el sentimiento "catalán, español y europeo".

Valls expresa su temor de que surjan "corrientes reduccionistas y nacionalistas que explicarán que el gen catalán no es igual que el español o el francés" y que "para ser catalán hay que serlo desde hace varias generaciones".

Una tendencia que, considera, "es contraria a esta región que desde tiempos de los griegos y los fenicios se ha construido gracias a su apertura al exterior".

ABANDONO DE LA UE, DEL EURO Y "DESASTRE ECONÓMICO"

El ex primer ministro francés también asegura que la salida de España supondría el abandono de la UE y de la zona euro, lo que se traduciría "en un desastre económico que ya ha comenzado con el abandono de empresas".

Valls defendió la Constitución española, "una de las más democráticas del mundo" y recordó que "ha dado a Cataluña un estatuto de autonomía que no tiene equivalente en Europa".

Agregó que "el Estado español no es autoritario", que "los catalanes no son un pueblo oprimido" y que la actuación de las fuerzas del orden durante el 1 de octubre "no les convierte en una policía fascista".

El hombre que dirigió el Gobierno francés entre 2014 y 2016 asegura que en su país no se permitiría tampoco la independencia de una región fuera de la ley y que la policía gala también "se ha visto confrontada a problemas de orden público (...) sin haber recibido por ello consejos de los vecinos para actuar de forma diferente".

Valls asegura que los catalanes "se arriesgan a perderlo todo, su autonomía, si declaran la independencia unilateralmente, sus empresas y, sobre todo, su manera de vivir juntos".

"Por eso hay que decir que el futuro reside en el conjunto europeo y en España", agregó el ex primer ministro, que indicó que "las fuerzas políticas españolas y catalanas, con diálogo, deben encontrar la vía para salir de la situación actual".

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain