El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó a Qatar a "detener su financiación del terrorismo" y "volver a la comunidad de naciones responsables", y confió en que la cumbre de países árabes que él presidió el mes pasado en Riad suponga "el comienzo del fin del terrorismo" en el mundo.

Noticias relacionadas

"Ha llegado la hora de llamar a Qatar a detener su financiación del terrorismo. Tienen que acabar con esa financiación y con la ideología extremista", dijo Trump en una conferencia de prensa conjunta con su homólogo de Rumanía, Klaus Iohannis.

El mandatario dijo que Qatar "ha sido históricamente un país que ha financiado el terrorismo a un nivel muy alto" y aseguró que su Gobierno está decidido a atajar el flujo de fondos a las actividades extremistas en el mundo.

"Quiero llamar a todas las naciones a detener inmediatamente la financiación del terrorismo (...). No nombraré a otros países, pero no hemos terminado" en la tarea de presionar a las naciones que se impliquen en esa práctica, aseguró Trump.

"Mi principal deber como presidente es mantener a nuestra gente a salvo", indicó el presidente de EEUU, y prometió que hará todo lo posible para "detener la financiación, detener la enseñanza del odio y detener los asesinatos".

Tillerson pide que se suavice el bloqueo

El tono del presidente contrasta con el que apenas unas horas antes ofreció su  secretario de Estado, Rex Tillerson, quien pidió este viernes a Egipto, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin que "suavicen el bloqueo" terrestre, marítimo y aéreo contra Qatar, que tiene "consecuencias humanitarias" y entorpece la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Tillerson también instó a las partes implicadas en la disputa diplomática a tomar medidas "inmediatamente" para rebajar las tensiones y urgió a Qatar a actuar "más rápidamente" para cortar sus lazos con el terrorismo.

"Llamamos al reino de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto a suavizar el bloqueo contra Qatar", dijo Tillerson en una declaración ante la prensa en el Departamento de Estado.

"Hay consecuencias humanitarias de este bloqueo. Estamos viendo escasez de alimentos, hay familias separadas a la fuerza y sus hijos están abandonando la escuela. Creemos que estas son consecuencias involuntarias, especialmente durante el mes sagrado del Ramadán, pero se pueden atajar inmediatamente", añadió.

"Entorpece" los negocios en la zona

Advirtió también de que el bloqueo está "entorpeciendo las actividades de negocios en la región de Estados Unidos" y otros países y perjudicando a la población que depende de ese comercio. "El bloqueo está dificultando las acciones militares estadounidenses en la región y la campaña contra el EI", agregó.

Tillerson se pronunció así horas después de que el ministro de Exteriores Qatarí, Mohamed bin Abdelrahman al Zani, denunciara que el bloqueo "castiga" a la población y "sólo puede tener consecuencias negativas" para el conjunto de la región.

El titular de Exteriores estadounidense instó a las partes a mantener "un diálogo calmado y sensato" y les pidió "que no haya más escaladas" de tensiones. "Nuestra expectativa es que estos países darán pasos inmediatamente para rebajar las tensiones e impulsar un esfuerzo de buena fe para resolver las quejas que tienen entre sí", subrayó.

Tillerson aseguró que, en base a los contactos que ha mantenido esta semana con líderes en la región, tiene claro que "los elementos de una solución están disponibles", y aseguró que Estados Unidos apoyará los esfuerzos de mediación junto con Kuwait.

"Son más fuertes unidos"

Aseguró que los países de la región "son más fuertes cuando están unidos" y confió en que puedan hacer avances "para eliminar todas las formas de apoyo al terrorismo: militar, financiero, moral o ideológico".

"Llamamos a Qatar a responder a las preocupaciones de sus vecinos. El emir de Qatar ha hecho avances a la hora de detener el apoyo financiero (al terrorismo) y expulsar de su país a los elementos terroristas, pero debe hacer más y debe hacerlo más rápidamente", subrayó Tillerson. "Otros (en la región) también deben seguir eliminando las facciones de apoyo a las organizaciones violentas dentro de sus propias fronteras", agregó.

Egipto, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin cortaron esta semana las relaciones diplomáticas con Qatar por su respaldo a grupos radicales en la región, y Kuwait está tratando de mediar para resolver la disputa, hasta ahora sin éxito.

El presidente de EEUU, Donald Trump, propuso este miércoles reunir en la Casa Blanca a las partes implicadas en la disputa diplomática con Qatar "para ayudarles a resolver sus diferencias".