La Duma, en la que el partido de Putin ostenta una mayoría aplastante, aprobará hoy la creación de una comisión parlamentaria especial para evitar injerencia extranjera en las elecciones presidenciales previstas para marzo de 2018.

Noticias relacionadas

En opinión de Konstantin Kosachev, jefe del Comité de Asuntos Exteriores de la Duma y promotor de la iniciativa, "EEUU y sus aliados de la OTAN han desarrollado intentos sistemáticos de influir en la política rusa".


No hay duda, afirma, de que durante la campaña de las presidenciales "vamos a enfrentarnos a intentos activos y consistentes de influir en el sentido del voto".

"Nos gustaría que este cuerpo permanente monitorice esos intentos de injerencia y mejore la legislación vigente al respecto", afirma Kosachev. "En el clima político actual se hace necesaria una comisión permanente de este tipo", justifica.

"Tapadera de propaganda"


La Duma ya encargó una investigación sobre la supuesta injerencia extranjera en las parlamentarias de 2016. "Es difícil negar que durante la campaña para las parlamentarias medios de comunicación financiados desde EEUU utilizaron el periodismo como tapadera para difundir propaganda y desinformación", concluyó Leonid Levin, diputado que encabezó aquella comisión de investigación.


En Rusia están previstas elecciones presidenciales para el 18 de marzo de 2018, en las que Putin debe renovar mandato, si bien aún no ha confirmado que se vaya a presentar a la reelección.

Preguntado sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones estadounidenses, Putin dijo el pasado fin de semana: "Ponga el dedo en cualquier lugar del mapa del mundo y en todas partes escuchará quejas sobre la injerencia de funcionarios estadounidenses en los procesos electorales internos".