La Policía Metropolitana de Londres confirmó hoy que ocho agentes armados abrieron fuego contra los tres terroristas autores del atentado del sábado, que dejó siete víctimas mortales y 48 heridos, 21 de ellos en situación crítica.

En una breve comparecencia ante los medios, el jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, Mark Rowley, indicó además que en adelante habrá más "medidas físicas" en los puentes de la capital británica a fin de proteger a los ciudadanos.

Rowley reveló que los ocho policías descargaron en total entre todos ellos "alrededor de 50 balas", una cifra "sin precedentes" para atacar a los tres terroristas autores del atentado, que portaban, lo que parecía a simple vista, chalecos con explosivos.


Un peatón abatido accidentalmente


Al descargar las balas contra los agresores, "que fueron abatidos", un ciudadano resultó también herido accidentalmente, según este portavoz.

"La situación a la que se enfrentaron estos agentes era crítica, una cuestión de vida o muerte, con tres hombres armados que llevaban lo que parecían cinturones suicidas", explicó el policía.

"Al lidiar con los terroristas, un ciudadano también sufrió una herida de bala", agregó.

De las 48 personas ingresadas en cinco hospitales de Londres nada más producirse los incidentes en el Puente de Londres y en el mercado de Borough, cuatro agentes de la policía resultaron heridos, según este último parte.