El Estado Islámico tiene una nueva técnica terrorista de la que presumir. La organización terrorista ha difundido un vídeo propagandístico en el que se puede ver a un dron lanzando explosivos en una localización de Irak sin determinar oficialmente.

En las imágenes, que también han sido publicadas por la agencia de vigilancia de seguridad SITE, se puede ver cómo una aeronave no tripulada lanza un artefacto explosivo a un grupo de personas. La responsable de SITE, Rita Katz, ha asegurado en su cuenta de Twitter que es la primera vez que el EI demuestra a través de sus vídeos de propaganda que puede realizar este tipo de operaciones. 

Hasta ahora, el Estado Islámico utilizaba los drones como sus "ojos en el cielo" para realizar seguimientos y vigilancias en sus operativos para realizar ataques. El Pentágono ya había anticipado hace unos meses que el grupo terrorista podría consumar este paso adelante en su carrera armamentística.

El pasado mes de octubre un grupo de kurdos que luchan contra el EI en el norte de Irak encontraron un dron del tamaño de un avión teledirigido que explotó horas después cuando estaba siendo examinado. Tal y como informaba el New York Times los mandos del Ejército de EEUU en Irak emitieron entonces una advertencia a todas las fuerzas que combaten al EI en la zona para que traten a los drones como "potenciales explosivos". 

Consultores de seguridad citados por el rotativo neoyorquino aseguran que el grupo terrorista podría usar estos 'drones-bomba' contra las fuerzas de la coalición que llevan a cabo la operación de reconquista de Mosul. 

El Ejército iraquí lanzó el pasado octubre una gran operación para expulsar al EI de la provincia de Nínive y de su capital, Mosul, que desde 2014 era uno de los santuarios del grupo yihadista. 

Las tropas gubernamentales han recuperado casi toda la mitad este de Mosul, con excepción de un barrio en el que resisten los terroristas, y varias zonas rurales cerca de la capital regional.

Según el New York Times, el Pentágono ha dedicado importantes recursos para intentar parar el uso de los drones en esta batalla, aunque sólo un puñado de las fuerzas iraquíes y kurdas que batallan por recuperar Mosul están equipadas con los sofisticados sistemas que tiene el ejército estadounidense para detectar este tipo de drones.