Nuevo Suzuki Swace, un modelo basado en el Toyota Corolla.

Nuevo Suzuki Swace, un modelo basado en el Toyota Corolla.

Suzuki

Suzuki lo vuelve a hacer: así es el Swace, un Toyota Corolla ‘disfrazado’

La firma japonesa repite colaboración con Toyota para presentar un segundo modelo desarrollado de forma conjunta. Suzuki también sorprende con el renacimiento del Jimny, ahora como como comercial.

16 septiembre, 2020 09:10

Noticias relacionadas

Se llama Suzuki Swace y es la sorpresa de los últimos días en la industria de la automoción.

Este verano ya anunciamos que Suzuki comenzaba una nueva estrategia de colaboración con Toyota para lanzar nuevos modelos en el mercado bajo el paraguas de Suzuki pero desarrollados por Toyota.

Lo vimos en el primer modelo, el Across –que estaba basado en el Toyota RAV4-, y ahora la firma japonesa repite operación con el Swace, un modelo que también se ha desarrollado basándose en el Toyota Corolla Touring Sports.

Por lo tanto estaríamos hablando del segundo modelo de Suzuki bajo la colaboración de Toyota. La llegada del nuevo Suzuki Swace está prevista para finales de año.

Este nuevo Suzuki Swace es un coche familiar compacto con un sistema de propulsión híbrido.

Diseñado con un bajo centro de gravedad, el Swace tiene una estética exterior deportiva, con faros Bi-LED en la parte delantera del vehículo y una amplia parrilla hexagonal de nido de abeja. Otros elementos del exterior son los rieles de techo integrados, el portón trasero hecho de resina para mejorar la eficiencia de consumo y sus deportivas llantas de aleación de 16 pulgadas.

El habitáculo cuenta con un ancho panel de instrumentos diseñado con líneas continuas que fluyen hacia los tiradores de las puertas. Además, Suzuki ha destacado la combinación de texturas "suaves" y detalles cromados o plateados "que salpican toda la cabina" y que resaltan la "calidad y la elegancia" del interior del modelo.

El modelo monta un propulsor híbrido de gasolina de 1.8 litros y 122 caballos de potencia y dispone de tres modos de conducción: Normal, ECO y Sport.

Entre sus elementos de ayuda a la conducción, el nuevo Suzuki incorpora asistente de aparcamiento, sistema de precolisión, asistente de cambio involuntario de carril, asistente de reconocimiento de señales o control de crucero adaptativo.

Suzuki Jimny, ahora como vehículo comercial.

Suzuki Jimny, ahora como vehículo comercial.

El Jimny vuelve a ser comercial

No es la primera vez que nos sorprende Suzuki durante este mes. Hace unos días, también la firma japonesa anunciaba la llegada de una versión vehículo comercial ligero de su todoterreno Jimny, que dispone de dos asientos en el habitáculo..

Suzuki ha destacado que desde el lanzamiento del Jimny en 2018, el modelo ha atraído tanto a clientes particulares como a profesionales que buscan un vehículo con un comportamiento todoterreno.

"Para cubrir aún más si cabe las necesidades de los conductores profesionales, el nuevo Jimny versión comercial ligero viene diseñado con una amplia zona de almacenaje con suelo plano y partición de seguridad entre los pasajeros y la carga", ha subrayado la marca japonesa.

Esta versión de vehículo comercial ligero tiene el mismo comportamiento 'off road' que la versión todoterreno del modelo gracias a su chasis escalonado, a las suspensiones de tres apoyos rígidos y al sistema 4x4 conectable con reductora, entre otros elementos. Monta un propulsor de 102 caballos de potencia.

Además, dispone de un maletero de 863 litros, 33 litros más que la versión para pasajeros cuando se abaten los asientos traseros. También tiene el suelo plano, lo que lo hace "más práctico", y cuenta con separador de carga para prevenir que esta entre en la cabina.

Descenso del 95% en el beneficio

Suzuki, al igual que el resto de compañías, está sufriendo las consecuencias del coronavirus. Tal es así que el fabricante japonés de automóviles Suzuki cerró el primer trimestre de su año fiscal, que transcurre de abril a junio de 2020, con un beneficio neto atribuido de 1.764 millones de yenes (unos 14,15 millones de euros al cambio actual), lo que supone un descenso del 95,6% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Tal como ha indicado la firma en un comunicado, estas cifras se explican por la expansión de la pandemia mundial del coronavirus, que obligó a detener durante semanas varias de las plantas de la compañía, así como a cerrar puntos de venta de todo el mundo.

Por ello, la facturación de la compañía se situó en 425.262 millones de yenes (3.410 millones de euros) entre abril y junio, lo que supone un fuerte descenso del 53,1% en comparación con los 907.534 millones de yenes (7.277 millones de euros) que ingresó un año antes.

Entre otros datos, Suzuki contabilizó un beneficio operativo de 1.298 millones de yenes (10,4 millones de euros), un 97,9% menos que entre abril y junio de 2019.

Debido a la situación actual del mercado automovilístico, causada por la crisis del coronavirus, Suzuki no ha querido adelantar cifras de cierre de año.