Jaguar

Jaguar XE 2017, más potencia y mejor rendimiento

D. V. V

Jaguar tiene en su berlina compacta XE una de sus mejores armas. El modelo de acceso a la gama del fabricante inglés está disfrutando de un notable éxito de ventas desde su lanzamiento en 2015, cuando llegó para luchar con modelos como el BMW Serie 3, el Audi A4 o el Mercedes-Benz Clase C. 

Tras dos años en el mercado, el XE recibe una nueva batería de motores que realzan la tecnología del conjunto, manteniendo invariable el aspecto estético, que apenas ha acusado el paso del tiempo. No obstante, sí se ha mejorado el equipamiento de entretenimiento, que se amplía con la llegada de una nueva pantalla central de 12.3 pulgadas. 

Mecánicamente el XE fue el encargado de estrenar en su momento la nueva generación de motores Ingenium, una familia de propulsores modulares construidos de forma ligera con el fin de ampliar al máximo su rendimiento y su eficiencia. Los motores Ingenium forman parte ahora de prácticamente toda la gama Jaguar. 

La versión más potente del XE es la denominada como XE S, que hasta ahora contaba con un motor 3.0 V6 sobrealimentado con 340 CV. A partir de ahora recibe el mismo propulsor del F-Type V6 2017, aumentando su potencia final en 40 CV para alcanzar los 380 CV, situándose como el perfecto rival de modelos como el Mercedes-AMG C43 o el Audi S4. Con este nuevo motor es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5 segundos. 

El motor de gasolina de dos litros, que hasta ahora estaba disponible en dos versiones de 200 y 240 CV, mejora también su rendimiento de forma ligera en la variante más potente para ampliar su fuerza hasta los 250 CV. Mejora su aceleración en medio segundo (6.3 segundos en el 0 a 100 km/h) y disminuye sensiblemente su consumo medio, que pasa de 7.5 a 6.3 litros cada 100 km. 

Por último, se incorpora a la gama diésel un nuevo propulsor 2.0 biturbo, que con 240 CV y 500 NM se sitúa como el tope de gama en la oferta de motores de gasóleo. Con esta mecánica, el XE acelera de 0 a 100 km/h en 6.1 segundos, homologando un consumo medio de sólo 5.2 litros cada 100 km.