• MARCA Y MODELO
  • BUSCADOR

El comparador de ofertas para tu coche nuevo logo-carwow

Buscar coche nuevo

El comparador de ofertas para tu coche nuevo logo-carwow

Buscar coche nuevo

Ofertas de
logo-carwow

Desde 110.130 €

102.599 €

Precio medio de las ofertas obtenidas por los concesionarios Ahorras 7.531 €

8.5/10

Puntuación de El Español

Destaca: Tecnología, Nivel 3 de conducción autónoma, espacio interior

A mejorar: Es un coche caro y con baja demanda

Datos generales

Precio
Desde 110.130 y hasta 168.840 €
Año
2017
Tipo de vehículo
Berlina
Tamaño
Grande
Combustible
Gasolina, diésel, Híbrido enchufable
Etiqueta DGT
Eco, Cero
Número de Plazas
5
Cambio
Automático
Seguridad Euro NCAP
N.D.

Introducción

Desde 2017 Audi tiene a la venta este Audi A8. Es la cuarta generación de esta berlina de lujo, un coche que principalmente está pensado para llevar a ocupantes traseros en la segunda fila de asientos.

Qué tipo de coche es

El Audi A8 es una berlina de representación. Es un coche que compite contra modelos como el Mercedes Clase S o el BMW Serie 7. Si bien este tipo de vehículos antes tenían una demanda razonable para ejecutivos o mandatarios, lo cierto es que su elevado peso, notables emisiones y precio hacen que cada vez se vendan menos unidades.

En España, por ejemplo, el año que más coches se han vendido del Audi A8 fueron los años 2015 y 2018 y apenas pasaron de 200 unidades al año.

Dimensiones

Este nuevo Audi A8 está disponible con dos carrocerías: una corta y una larga. La corta mide 5,17 metros de largo, 1,94 metros de ancho y 1,47 metros de alto. Respecto a su antecesor es 3,7 centímetros más largo. El resto de medidas son muy similares: la anchura entre ejes varía sólo en 6 milímetros, la altura es 1,3 centímetros más alto y es un poco más estrecho.

A ello se suma una carrocería larga que mide 5,30 metros de largo y también es un poco más alta.

Con estas cifras Audi asegura que el Audi A8 es ligeramente más amplio, no sólo en espacio para las piernas, sino también en la anchura para los hombros. En relación al maletero, la capacidad es de 505 litros, en ambas versiones, tanto la corta como la larga.

Motores

Un gran parte de los propulsores son microhíbridos. Es decir, están asociados a un generador eléctrico y una batería que permiten apagar el motor cuando el conductor deja de pisar el acelerador o cuando la velocidad es muy pequeña para después volver a encender la mecánica en cuestión de décimas de segundo.

Comencemos a explicar este sistema. Lo primero que hay que señalar es que el coche ahora contará con un nuevo sistema principal eléctrico de 48 voltios. Este sistema se alimentando por medio de un alternador, conectado al cigüeñal.

A su vez, este sistema de 48 voltios alimenta a otro subsistema de 12 voltios. Y una batería de ion-litio ubicada bajo el piso del maletero sirve para almacenar la carga.

Todo ello trabaja para que si el conductor deja de acelerar el A8 apaga el motor y entra en modo de inercia entre los 55 y los 160 kilómetros por hora. Este motor puede estar apagado hasta un máximo de 40 segundos. Si el conductor vuelve a acelerar entonces el alternador pondrá en marcha de nuevo el motor. Y todo ello, sin brusquedades. Además, el sistema start/stop actúa de nuevo en el Audi A8 cuando se baja de los 22 km/h. Es a partir de que baje esa velocidad cuando el motor se apaga y el sistema puede recuperar energía.

En cuanto a los motores y comenzando por los diésel la primera mecánica que encontramos es el 50TDI con un V6, 3.0 TDI de 2.967 centímetros cúbicos. Este motor entrega una potencia de 286 CV y tiene un par máximo de 600 Nm., desde las 1.250 revoluciones y hasta las 3.250 revoluciones.

El primer motor de gasolina es el 55TFSI, un V6, 3.0 FSI con 2.995 centímetros cúbicos, 340 CV de potencia y un par máximo de 500 Nm. disponible entre las 1.370 y las 4.500 revoluciones. El siguiente escalón es un V8, 4.0 TFSI que rinde una potencia máxima de 460 CV. Este motor, además, presenta un sistema de cancelación del ruido, emitiendo por los altavoces sonidos que lo que hacen es minimizar los ruidos que no interesan. La variante más potente de gasolina es un V8 de 4 litros y 571 CV.

Todos los motores están asociados a una nueva caja de cambios Tiptronic de ocho velocidades. Esta caja tiene cuatro posibles modos: D (normal), E (eficiente), S (deportivo) y M (manual). Asimismo, todas las versiones están asociadas a un sistema de tracción total quattro. Esta tracción total en condiciones normales distribuye la fuerza del motor al 40% en el eje delantero y el 60% al eje trasero. En caso de pérdidas de tracción, el eje delantero puede soportar hasta el 70% del par, mientras que el eje trasero recibe hasta el 85% de la fuerza del motor.

También cuenta con una versión híbrida enchufable de este modelo. Incorpora un motor de gasolina V6 3.0 TFSI y un motor eléctrico que entre ambos generan una potencia máxima de 450 CV y un par de 700 Nm. de par.

Esta versión híbrida enchufable puede recorrer hasta un total de 50 kilómetros en modo completamente eléctrico y con una velocidad máxima de 135 km/h gracias al almacenamiento de la energía en una batería de ion-litio de 104 celdas situada bajo el piso del maletero y que tiene una capacidad de 14.1 kWh.

Junto con el modo eléctrico, también existen diferentes modos de propulsión híbrida. De esta manera, el sistema gestionará de la forma más eficiente la combinación del motor convencional con el generador eléctrico. Y todo ello, además, combinado con el sistema de navegación y la cartografía.

En este sentido, además, siempre que el conductor levante el pie del acelerador, entonces el A8 se moverá sólo por inercia. En este sentido, además, en fases de deceleración moderada el motor eléctrico actúa como un alternador que hace también las veces de freno motor.

También está disponible la carga por cable, ya sea por recarga rápida a 7,2 kW y en dos horas o por una toma de enchufe convencional de 3,6 kW.

Equipamiento

Respecto al diseño y comenzando por el frontal hay dos elementos que llaman la atención especialmente. El primero de ellos es la parrilla, que es más ancha y toma una forma hexagonal. A ambos lados de la parrilla, además, surgen los grupos ópticos de nueva generación. Asimismo, los grupos ópticos toman ahora una nueva forma, donde la luz diurna de leds, ofrecen una línea que divide por la mitad el faro, ofreciendo así un diseño diferenciado.

Continuando con el lateral, se ve que Audi ha querido dar prioridad a la estética y el diseño y por ello ha apostado por una línea descendiente del techo, similar a la de un coupé.

De la zaga nos ha parecido muy llamativa la línea iluminada que va de un extremo a otro de la parte trasera de este nuevo modelo, subrayando así la anchura del nuevo Audi A8. También destacan en este sentido las luces Oled.

Siguiendo con las particularidades de este modelo comprobamos que la carrocería puede estar disponible en doce colores –dos de ellos disponibles por primera vez-. Además, en el caso de que un cliente quiera un color personalizado, la división Audi Exclusive puede crear el color específico para este cliente. Además, existe la posibilidad de hacer un paquete opcional con detalles cromados para aquellos clientes que también lo demanden.

Los faros, opcionalmente, pueden incorporar la tecnología HD Matrix LED. Se trata de unos grupos ópticos formados por 32 diodos de leds que se controlan de forma individual y están divididos en dos hileras.

Este sistema aporta una iluminación más dinámica, iluminando lo máximo posible sin deslumbrar a los demás usuarios de la vía.

Para ello se ayuda de una cámara frontal que detecta si hay vehículos cerca y aprovecha, además, los datos de navegación y la cartografía para que la luz gire siguiendo la trayectoria de la curva, incluso antes de que el conductor pueda girar el volante.

Esta tecnología permite además que cuando el vehículo llega a una intersección, la luz de curva se puede activar en tres etapas, de forma dinámica y en un ángulo máximo de 90 grados.

Si sumamos, todos los diodos de leds, los de los faros con los intermitentes dinámicos, cada unidad HD Matrix Lex cuenta con 138 diodos de leds.

Otra de las novedades que incorpora el Audi A8 es la posibilidad de incorporar las luces de láser largas. Un punto láser que se identifica por su forma de X y por tener un color azul. Esta luz láser puede funcionar a partir de los 70 km/h y es capaz de doblar el alcance de las luces largas o de carretera.

Todo este juego de luces se puede ver cuando se desbloquea el cierre centralizado. Las luces actúan de forma conjunta y continúan con una presentación lumínica en el interior acompañada de una música de acompañamiento.

Uno de los aspectos más curiosos del nuevo Audi A8 es que la firma alemana ha eliminado, casi por completo, los botones. En general se puede decir que Audi ha querido apostar por el minimalismo… Algo que se puede ver en las toberas de ventilación, que permanecen cerradas cuando están inactivas.

La consola central destaca también por incorporar dos pantallas. La superior tiene un tamaño de 10,1 pulgadas. Debajo, aparece otra nueva pantalla de 8,6 pulgadas. Esta segunda pantalla tiene una resolución de 1.280 x 660 píxeles y sirve para el control del climatización o para introducir texto con los dedos.

Ambas pantallas lo que permiten es reducir el número de botones al máximo. De hecho, en la consola central los botones que quedan apenas son cinco.

Para acceder a las funcionalidades de la pantalla, el usuario tiene que hacer cierta presión sobre la pantalla. Además, cuando se hace esa presión suena un clic por el altavoz del coche.

Dentro de las aplicaciones que se muestran en la pantalla principal destaca el sistema de navegación, que utiliza una plataforma denominada MIB 2+ y que se ha desarrollado de forma conjunta con NVIDIA y está formada por un procesador de cuatro núcleos y otro gráfico de 192 núcleos. Este sistema funciona 50 veces más rápido que la primera generación del MMI.

En este sentido, los mapas son suministrados por HERE, una plataforma de datos que Audi actualiza de forma constante gracias al acuerdo en el que también ha sido rubricado por BMW y Daimler.

Otro aspecto llamativo del nuevo Audi A8 es la calidad por los detalles. Un buen ejemplo de ello son los tapizados en piel. Audi quiere evitar el tintado artificial y para ello tinta las pieles con colores derivados de las plantas. Y todo ello en un proceso realizado a mano. En total se pueden elegir hasta ocho materiales para el interior del Audi A8.

Otra de las funciones que llama la atención es el nuevo Audi A8 es la regulación de la temperatura interior del coche por medio de un teléfono móvil. Además, en este sentido el coche aprovecha el calor emitido por los componentes eléctricos para calefactar y enfriar el habitáculo.

Está disponible en las versiones V6 y V8 como opción. Para entender cómo funciona esta suspensión hay que tener en cuenta el sistema eléctrico primario de 48 voltios. Entre otras cosas porque cada rueda cuenta con un motor que se alimenta de este sistema primario. Junto con el motor se suman una barra estabilizadora y una palanca que puede ejercer muchísima fuerza.

Lo que hace realmente novedoso este sistema es que se puede incrementar o reducir carga de forma individual a cada una de las ruedas. ¿Y esto en qué se traduce? Pues en que si el conductor selecciona el modo deportivo los ángulos de balanceo se reducirán a la mitad. Por el contrario, si opta por el modo confort, el coche parecerá que flota.

Esta suspensión también aporta mayores dosis de seguridad. Por ejemplo, si sucede un choque lateral a más de 25 km/h el vehículo lo que hace es elevar la carrocería un total de 8 centímetros en menos de medio segundo para absorber mejor el impacto. Según Audi, esta solución reduce hasta en un 50% las fuerzas de los ocupantes.

Asimismo, el Audi A8 puede incorporar el sistema de cuatro ruedas directrices. De esta manera, a baja velocidad, las ruedas traseras giran hasta cinco grados en sentido contrario al giro del volante para facilitar las maniobras y reducir el diámetro de giro en un metro –ahora es de 11.4 metros-. Y a velocidad alta, el radio de giro es de hasta dos grados en el mismo sentido de las ruedas delanteras aumentando así la estabilidad del vehículo.

Este A8 cuenta con una unidad de control que recopila todos los datos relacionados con la suspensión y actúa sobre las cuatro ruedas, el diferencial deportivo y la suspensión activa. Estos sensores, además, también recopilan información sobre el subviraje o sobreviraje y la superficie de fricción sobre la que se rueda.

Todos estos valores se analizan de forma constante para ajustar todos los componentes, así como la amortiguación y la suspensión neumática.

Además, el vehículo contiene con un buen número de sensores que están recogiendo información de forma constante. Son los siguientes:

12 sensores ultrasónicos en el frontal, trasera y laterales

4 cámaras de 360 grados en el frontal, trasera y los retrovisores exteriores

Una cámara en el borde superior del parabrisas

Cuatro radares de alcance medio en las esquinas del vehículo

Un radar de largo alcance en la parte frontal

Un escáner láser en la parte frontal

Una cámara infrarroja en la parte frontal

Todos estos sensores recogen información que se suma y analiza en un control central de asistencia a la conducción –una especia de centralita principal- que se llama zFAS. Esta unidad central será la que se encargue de centralizar todo a diferencia de antes que cada sistema tenía su propia centralita. Este nuevo centro de datos integra dispositivos de NVIDIA (Tegra K1), ALTERA (Cyclon V), Infineon (Aurix) y el procesador de imagen EyeQ3 de Mobileye.

Otra de las primicias que tiene el Audi A8 es el escáner láser delantero. Tiene el tamaño de un puño y emite pulsos de luz que por medio de un espejo se proyectan a 80 metros en un haz de 145 grados. De esta manera, los objetos que están delante se reflejan y vuelven al coche en menos de un microsegundo, para ser detectados por fotodiodos. Esta señal posteriormente se utiliza para elaborar una imagen con detalle de los contornos. Este escáner láser funciona de forma conjunta con el radar de larga distancia –que actúa en 250 metros incluso con lluvia y niebla-y la cámara.

Todas las imágenes que reciben por medio del escáner y la cámara se comparan con la base de datos que tiene el sistema para detectar objetos como automóviles, camiones, ciclistas y peatones. Además, el sistema puede aprender de forma autónoma en este sentido para identificar varios objetos.

También sobresale por incorporar la conducción autónoma de nivel 3 (sobre un máximo de 5). En concreto, este nuevo modelo puede incorporar tres sistemas que hacen referencia a ese grado de autonomía: Audi AI traffic jam pilot, Audi AI remote parking pilot y Audi AI remote garage pilot.

Comenzando por el ‘Audi AI traffic jam pilot’ se trata de un asistente de conducción en atascos que tiene un elevado grado de automatización. En concreto hablamos del mencionado nivel 3 que significa que el conductor no tiene que intervenir de forma continua sino que sólo intervendrá cuando el sistema lo requiera.

Eso sí, para que funcione este sistema se tienen que dar unas circunstancias precisas. Tenemos que circular por autovías o autopistas donde haya una barrera física que separe los dos sentidos de la circulación y deberemos circular siempre por debajo de los 60 km/h. En estas circunstancias, el coche hará todo por sí solo: arrancará, acelerará y frenará. Además, si surge un imprevisto y el coche tiene que reaccionar también lo hará.

En estas circunstancias el conductor podrá soltar las manos del volante, relajarse e incluso ver la televisión. No obstante, para que todo esto ocurre dependerá de las normativas de cada uno de los países. Y en este sentido, por ejemplo, en España Audi está teniendo conversaciones con organismos como la DGT para que incorporen este tipo de vehículos con automatismos a la legislación vigente.

Como este tipo de situaciones puede hacer que el conductor se relaje tanto que llegue a dormirse –lo que puede suponer una situación de riesgo-, entonces el sistema activará un aviso de varios etapas. Y lo mismo ocurrirá cuando se superen los 60 km/h o el tráfico se vuelva fluido. En estas circunstancias, el coche lanzará varios avisos. Y si el conductor no los hace caso, entonces el coche comenzará a realizar una frenada segura hasta detenerse.

Con ambos sistema el coche podrá aparcar en línea y en batería de forma remota y sin que el conductor esté dentro del vehículo. Además, también podrá seguirlo hasta introducirlo en una garaje. Para realizar la maniobra desde fuera del vehículo, habrá que utilizar un Smartphone y pulsar el botón Audi AI de la aplicación myAudi. A partir de ahí veremos la imagen de la cámara de 360 grados del coche en nuestro móvil. Una vez terminada la maniobra el coche colocará la palanca de cambios en la posición P y apagará el motor.

Otras soluciones introducidas por Audi son el acceso a Twitter, correo electrónico, la búsqueda de la mejor emisora, ya sea DAB o emisoras online… Además, con la aplicación MyAudi del teléfono móvil se puede transferir el calendario, bloquear y desbloquear las puertas, manejar la calefacción auxiliar, localizar el coche en caso de robo… Además, si se opta por el Audi connect key, con el Smartphone compatible con Android se podrá utilizar como mando a distancia y se puede arrancar el motor una vez que las puertas se han desbloqueado. Esto utiliza la tecnología NFC. De esta manera, el conductor o propietario puede suministrar datos de acceso a otras cuatro personas.

De las plazas traseras nos quedamos con la posibilidad de que el ocupante trasero derecho coloque los pies en los respaldos del asiento delantero para recibir así un relajante masaje de pies.

Además, los pasajeros de los asientos traseros cuentan con un control remoto para manejar funciones como el climatizador, el asiento, la iluminación, etc. Tiene pantallas táctiles de 5,7 pulgadas y resolución HD. A ello se suman otras dos pantallas táctiles de 10,1 pulgadas situadas en los respaldos de los asientos delanteros y mediante las cuales los pasajeros traseros pueden utilizarlas para el ocio o el trabajo.

Conclusión

El Audi A8 es un modelo interesante por su tecnología, si bien tiene una baja demanda. El hecho de que sea una carrocería tradicional como una berlina, su elevado precio y el peso notable hace que su uso esté muy restringido a directivos y personalidades. En España en el mejor año se vendieron 200 unidades y ahora el mercado rondará las 120-150 unidades.

Coches similares

BMW
Serie 7
8/10

PVP

106.000 € - 138.500 €

16.355 € de ahorro medio

Ver coche
Clase S
9/10

PVP

110.685 € - 257.457 €

7.597 € de ahorro medio

Ver coche
LS
8/10

PVP

107.500 € - 164.500 €

5.407 € de ahorro medio

Ver coche