José Luis Cano E.P.

Renault ha anunciado que espera que para 2030 el 90% de sus ventas de coches sea de vehículos de 'cero emisiones', lo que supondría que prácticamente la totalidad de sus comercializaciones fueran de coches eléctricos.

Noticias relacionadas

Así lo ha afirmado Luca de Meo en un evento celebrado de forma online. Previamente la firma del rombo estima que para 2025, es decir en solo cuatro años, las ventas de electrificados sean del 65% de las ventas de la marca Renault.

Por otra parte, de Meo también ha señalado que el grupo automovilístico Renault  invertirá 10.000 millones de euros en electrificación en los próximos cinco años.

En este sentido, el consejero delegado del consorcio francés, Luca de Meo, ha indicado que esto permitirá que sus modelos eléctricos sean más rentables que sus homólogos de combustión para 2025.

Además, la compañía espera reducir en un 60% el coste de las baterías en la próxima década. Por ello, la rentabilidad estará en torno al 5% de aquí a 2025.

Entre otras cifras, Renault espera reducir en un 30% el coste de fabricación de los motores eléctricos.

Luca de Meo, nuevo presidente del Grupo Renault.

"Hoy anunciamos una aceleración histórica de la estrategia eléctrica de grupo Renault y de la estrategia 'made in Europe'. Al construir con Renault ElectriCity un ecosistema eléctrico compacto que combina eficiencia y alta tecnología en el norte de Francia, así como una MegaFactory dedicada a los motores eléctricos en Normandía, estamos creando las condiciones para nuestra competitividad, en nuestra propia casa", ha reivindicado Luca de Meo.

Renault calcula que las ayudas a la compra de modelos eléctricos irán desapareciendo paulatinamente en Europa a medida que estos modelos aumenten su peso en el mercado. Por ello, cuando la empresa lance el nuevo Renault 5 en 2024, ya espera que estas subvenciones no existan.

"Ojalá continúen, pero programamos que ya no estén. Si siguen será más beneficio para nosotros", ha indicado De Meo, que ha subrayado que quizá sería más interesante que los gobiernos inviertan en las fases iniciales de la movilidad eléctrica, como la infraestructura de recarga.

El grupo prevé lanzar hasta 10 modelos eléctricos para 2030, de los cuales siete serán de la marca Renault, y calcula que fabricará hasta un millón de modelos 'cero emisiones' hasta ese año, desde vehículos urbanos hasta deportivos de alta gama.

Renault ha destacado la importancia de las nuevas plataformas eléctricas de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi para el desarrollo de su estrategia hacia la movilidad 'cero emisiones'.

Así, todo girará en torno a dos bases: CMF-EV y CMF-BEV, la primera de ellas está pensada para los segmentos C y D y sobre ella se construirán unas 700.000 unidades para 2025 de todas las marcas de la alianza, con hasta 580 kilómetros de autonomía.

Para el segmento B, CMF-BEV permitirá al grupo ofrecer vehículos eléctricos asequibles, reduciendo el coste en un 33% en comparación con la generación actual del ZOE, con una autonomía de 400 kilómetros con una sola carga.

Resultados de Renault en España

La división española de la firma automovilística Renault registró un beneficio neto de 50 millones de euros durante el año pasado, lo que supone un 54% menos en comparación con los 110 millones de euros que ganó en 2019, según anunció la empresa este miércoles, tras celebrar su junta general ordinaria de accionistas.

Así, la cifra de negocio obtenida durante todo el 2020 ascendió a 6.219 millones de euros, un 18% menos que los 7.594 millones de euros que ingresó un año antes. Estos datos hay que contextualizarlos en el momento de crisis sanitaria vivido el ejercicio pasado en España, cuando a partir de marzo las ventas de coches descendieron drásticamente a consecuencia de las medidas llevadas a cabo para evitar contagios.

Renault ha indicado que a pesar de que el año estuvo marcado por la pandemia, la marca consiguió un volumen de ventas total (turismos y comerciales) en 2020 de 73.035 vehículos (-34,5%). Además, Dacia matriculó 49.773 unidades (-29%), por lo que el grupo obtuvo un 12,1% de cuota en el mercado nacional, con 122.808 vehículos, un 35% menos.

Por su parte, la producción de las factorías españolas alcanzó las 342.557 unidades, un 28,2% menos, ya que permanecieron paradas durante varias semanas en los meses más duros de confinamiento. De ellos, un 91% se exportaron fuera de las fronteras nacionales.

En concreto, en 2020 la planta de Palencia fabricó los modelos Renault Kadjar y Mégane, en sus versiones berlina y sport tourer. En total, en 2020, se han construido 148.803 unidades, con un nivel de exportación de 90%.

Por su parte, la factoría de Carrocería y Montaje de Valladolid construyó el Captur, también en su versión híbrida enchufable, alcanzando los 193.754 vehículos, de los cuales un 93% se vendió en el extranjero.

En cuanto a las mecánicas, la producción total de la factoría de Motores de Valladolid en 2020 fue de 848.160 unidades de los que se exportaron el 64%, mientras que la factoría de Cajas de Velocidades de Sevilla produjo 589.995 unidades con una exportación del 76%.

En cuanto a las fábricas españolas, el director general de Fabricación y Logística del grupo Renault y presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, ha subrayado este miércoles en un evento 'online' llevado a cabo por la empresa para hablar de sus planes de electrificación, que las instalaciones nacionales se centrarán en los modelos híbridos, ya que serán las plantas francesas las que producirán los próximos vehículos eléctricos del consorcio galo.