La Asociación de Propietarios de Vivienda en Alquiler (Asval) ha firmado sendos acuerdos en Madrid y Barcelona para impulsar el mercado del alquiler en España. Por un lado, lo ha hecho con el Grupo Mutua de Propietarios, en Madrid; por otro, con los agentes de la propiedad inmobiliaria, en Barcelona.

Noticias relacionadas

En el caso del acuerdo con el Grupo Mutua de Propietarios, se trata de favorecer la mejora de aspectos como la seguridad jurídica y la defensa de los intereses de los propietarios de dichos inmuebles.

Por lo que respecta a Barcelona, la rúbrica ha sido con la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (Anai), la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Cataluña (Aic), y el Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Barcelona (Coapi Barcelona). La meta es trabajar en el desarrollo de un mercado del alquiler más asequible, eficiente y profesionalizado.

Necesidades resueltas

Las claves del acuerdo entre Asval y el Grupo Mutua de Propietarios son las siguientes: Los colaboradores del grupo podrán asociarse de manera gratuita a Asval, accediendo a los servicios de la asociación. Entre otros, informes y publicaciones, cambios normativos y legales, y acceso a webinars.

Por su parte, los más de 3.000 asociados a Asval podrán acceder a los seguros y servicios de gestión de la vivienda que ofrece el grupo especialista en la propiedad inmobiliaria con unas condiciones ventajosas, cubriendo así una necesidad que planteaban muchos de sus asociados.

Firma de Asval y el Grupo Mutua de Propietarios.

El convenio también implica que el Grupo Mutua de Propietarios, por ejemplo, defienda los derechos del propietario de vivienda en alquiler, favorezca el mantenimiento de los inmuebles, y fomente la mejora de su accesibilidad.

Dando el salto a Barcelona, el acuerdo tiene el objetivo de mejorar el acceso de los ciudadanos a una vivienda, a la par que alcanzar los estándares de los países de la UE más avanzados en política de vivienda. Otro punto será el de profesionalizar el mercado y potenciar el diálogo con las administraciones públicas. La finalidad no será otra que impulsar iniciativas que mejoren el marco regulatorio y las políticas de vivienda.