Los precios de las viviendas en alquiler estaban en plena tendencia alcista hasta la llegada de la pandemia. Un total de 34 capitales de provincia registraron el año pasado máximos históricos. Menos de un año después, la mayoría acumulan caídas, en algunos casos cercanas al 17%.

Noticias relacionadas

Los datos publicados este lunes por el portal inmobiliario Idealista evidencian el castigo que ha sufrido el mercado del alquiler debido a la Covid-19 y las consecuencias e incertidumbres económicas que han derivado de la misma.

Los mayores exponentes de esta situación son las ciudades de Barcelona, Madrid y Palma de Mallorca. Las tres urbes alcanzaron su pico máximo en el precio de los alquileres en mayo de 2020 (17,6 €/m2, 16,8 €7m2 y 12,4 €7m2, respectivamente). Desde ese momento, hasta el cierre de enero de 2021, han tenido una caída del 16,8%, 11,9% y 10,7%, respectivamente.

“El motivo fundamental por el que los precios se mantienen a la baja en Madrid y Barcelona tiene que ver, por una parte, con un altísimo crecimiento del stock, que duplica el de hace un año”, explican los expertos de Idealista. La ausencia de turismo ha provocado un trasvase de alojamientos turísticos al alquiler residencial. Además, añaden, “mientras la oferta se embalsa, los potenciales inquilinos parecen haber postergado su decisión de cambio”.

Aunque por debajo de Barcelona, Madrid y Palma de Mallorca, otras grandes capitales de provincia han sufrido caídas en el precio del alquiler de la vivienda que rondan el 10% desde los máximos del año pasado. Ahí están Sevilla (-8,7%), Málaga (-7,9% desde noviembre de 2019), Valencia (-7,2%), Pontevedra (-6,7%) o Ávila (-6,6%).

Donosti sube a la cima

Con motivo de la caída en las capitales históricamente más caras como son Madrid y Barcelona, San Sebastián se ha situado como la capital de provincia con las viviendas en alquiler más caras de media en España. El precio medio en la ciudad vasca no varió nada en enero de 2021 hasta cerrar en 15 €/m2.

¿Por qué en San Sebastián no ha caído tanto el precio como en otras grandes ciudades? “Ni el stock ha crecido en esa proporción ni la demanda parece haberse retraído”, explican fuentes del portal inmobiliario.

De la misma manera, además de San Sebastián, Cáceres (5,6 €/m2), Badajoz (6,3 €/m2), Castellón (6,4 €/m2), Albacete (6,4 €/m2), Granada (8,3 €/m2) y Cádiz (9,6 €/m2) fijaron en enero de 2021 su precio máximo histórico en alquiler. Eso sí, las subidas con respecto al mes anterior tan solo oscilaron entre el 0% y el 2,9%.

En el conjunto del país, enero cerró con una bajada del precio del alquiler en España del 0,9% hasta alcanzar los 11 euros/m2, lo que además supone un descenso del 3,2% trimestral, según el último informe de precios publicado por Idealista. En términos interanuales, el precio bajó un 0,1%.