El precio de la vivienda nueva en España parece vivir ajeno a los efectos del coronavirus. No ha caído en ninguna capital de provincia durante 2020 y en el conjunto del país ha registrado un aumento del 0,9%, según los datos de Sociedad de Tasación.

Noticias relacionadas

El estudio Tendencias del Sector Inmobiliario presentado esta semana por la tasadora muestra que la brecha entre la obra nueva y la vivienda usada se hace cada vez mayor. Hay que tener en cuenta que el propio ciclo de la vivienda lleva a que la mayor parte de las casas a estrenar en 2020 se compraran hace años, por lo que el efecto de la pandemia ha impactado más en la segunda mano.

El precio medio de la vivienda nueva en el conjunto de las capitales de provincia de España cerró diciembre de 2020 en 2.476 €/m2, lo que supone un coste de 222.840 € para una vivienda de tipo medio de 90 m2.

Las caras suben más

Esto no cambia. Elevada demanda y baja oferta hacen de las capitales de provincia más caras aquellas en las que el precio de la vivienda nueva ha subido más el año que acaba de finalizar. En lo más alto de la clasificación están Palma de Mallorca, Madrid y Barcelona.

Palma de Mallorca es la que más ha incrementado su precio durante el último año, con una subida del 1,4% hasta los 2.162 €/m2. Por detrás le siguen Barcelona y Madrid, donde el crecimiento ha sido del 1,3%, hasta los 4.491 €/m2 y los 3.673 €/m2, respectivamente.

Eso sí, el ritmo de subidas se ha moderado en el segundo semestre del año incluso en estas ciudades. En el caso de Palma de Mallorca, solo un 0,4%. En Barcelona y Madrid, incluso menos. Un 0,2% y un 0,3%, respectivamente.

El precio de la vivienda nueva no ha caído en ninguna capital de provincia durante los últimos doce meses, pero tampoco ha aumentado en Salamanca, Soria y Zamora. Además, apenas ha crecido un 0,1% en Ávila, Albacete, Cuenca y Girona; y un 0,2% en Córdoba, Málaga y Murcia.

Sí se aprecia una leve caída del precio respecto a junio en 10 capitales de provincia: en Jaén, Albacete, Cáceres y Vitoria la vivienda nueva ha caído un 0,1%; en Ávila, Salamanca, Girona y Badajoz un 0,2%; en Murcia un 0,3% y en Guadalajara un 0,4%.

Por tipo de ciudad, el precio medio de la vivienda nueva en los municipios con población superior a 100.000 habitantes que no son capitales de provincia se ha situado en 1.826 €/m2, lo que supone una variación anual del 1,1%; mientras que en las que tienen más de 50.000 habitantes se ha elevado hasta los 1.710 €/m2, con un incremento del 1,1%.

En las ciudades de más de 25.000 habitantes, el precio medio de la vivienda nueva se ha quedado en 1.574 €/m2, con una variación anual del 0,9%; mientras que en los municipios de menos de 25.000 habitantes se ha situado en 1.537 €/m2, con una subida 0,5%.

Precios más estables

El consejero delegado de Sociedad de Tasación, Juan Fernández Aceytuno, ha destacado durante la presentación del estudio que además de aumentar la brecha entre la vivienda nueva y la usada, los ciclos tienen menos diferencias en los precios. “Parecen ser de duración similar, pero más suaves en cuanto a mínimos y máximos”, ha afirmado.

Evolución del precio de la vivienda nueva en España durante 2020. Sociedad de Tasación

El gráfico de Sociedad de Tasación muestra que el precio máximo de la vivienda nueva marcado en este ciclo (2.453 €/m2) es prácticamente el punto medio entre el máximo de 2007 (2.905 €/m2) y el mínimo de 2014 (1.994 €/m2). También se puede observar cómo las variaciones de precios (las columnas en gris) han reducido su tamaño.

Fernández-Aceytuno ha indicado que la falta de stock y de vivienda nueva "va a afectar al mercado" y que la vivienda nueva puede recibir inversiones de personas que no quieran o que no sepan invertir en otros productos y prefieran invertirlo en ladrillo.

De la misma manera, ha apuntado que la tipología de vivienda demandada está cambiando por la pandemia y que "puede haber una oportunidad muy importante", tanto en compra como en alquiler para personas que quieran salir del centro de las ciudades.