Mercedes Rivera José Manuel Del Puerto

La compañía farmacéutica PharmaMar ha celebrado este jueves su junta general ordinaria de accionistas. Entre los anuncios que ha hecho su presidente, José María Fernández Sousa-Faro, destaca que el laboratorio iniciará "en breve" la última fase del ensayo clínico del tratamiento contra la Covid-19 a base de Aplidín, en Europa.

Noticias relacionadas

Aplidín (plitidepsina) es un fármaco que la empresa gallega desarrolló como antitumoral. Sin embargo, ha demostrado ser eficaz contra la Covid-19 en las primeras fases de los ensayos clínicos, reduciendo la carga viral.

Entre los resultados, destaca que el 81% de los pacientes fueron dados de alta antes del día 15 de hospitalización y el 38% antes del día 8.

El pasado mes de enero, la prestigiosa revista Science publicó un estudio que no sólo avala que se siga investigando con el medicamento de PharmaMar, sino que define el principio activo como alrededor de 100 veces más potente que el único fármaco aprobado específicamente frente a la Covid-19, el remdesivir.

De momento, PharmaMar está a la espera de que se autorice la fase III del ensayo clínico en la Unión Europea. Una autorización que sí ha recibido en Reino Unido, donde ya ha comenzado el último ciclo del estudio.

Resultados récord

PharmaMar logró en 2020 el beneficio más alto registrado en la historia del grupo: 137 millones de euros.  

Según los datos remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía registró un ingreso total de 270 millones de euros, una cifra que supone un crecimiento del 215% con respecto a 2019. Unas cuentas que han sido aprobadas por los accionistas este mismo jueves.

Dividendo y recompras

Uno de los anuncios que con más interés esperaban los accionistas de PharmaMar era el de la fecha para el reparto de su próximo dividendo. El consejo de administración de la compañía ha señalado el próximo 30 de abril para la distribución de los prometidos 0,6 euros por acción, un importe que engorda en 15 veces el distribuido el año pasado, cuando se estrenó en esto de repartir beneficios entre sus accionistas.

Con esta decisión se adelante sensiblemente la fecha de pago elegida el año pasado, cuando repartió 0,04 euros brutos por acción en junio. La compañía ha remarcado que este incremento en la retribución al accionista ha sido posible gracias a sus beneficios récord del ejercicio 2020, marcados por el éxito de su fármaco lurbinectedina en EEUU para el tratamiento de cáncer de pulmón.

Por lo que se refiere a otras medidas que afectan al accionariado del grupo farmacéutico, la junta celebrada este jueves ha dado su visto bueno a otras tres propuestas del consejo.

En primer lugar, la posibilidad de que el órgano rector de la sociedad pueda activar un plan de recompra sobre acciones propias. En caso de que se ejecutase, este sería por un máximo del 10% del capital suscrito de la sociedad considerando también los títulos que ya formaran parte de la autocartera.

Planes para empleados

Las otras dos iniciativas están relacionadas con la retribución de los empleados del grupo. De una parte, se ha dado el visto bueno a un plan de incentivos a largo plazo para "determinados directivos y empleados clave del grupo" que se vincula a "la consecución de determinados objetivos estratégicos". Se ha fijado que en ningún caso se podrá rebasar un total de 90.000 acciones, equivalentes al 0,49% del capital social de la cotizada.

Del mismo modo, se ha dado luz verde a un nuevo plan para la entrega de acciones a empleados y directivos del grupo con el objetivo de "fomentar su participación en el capital social e incentivar su permanencia en el grupo". En este caso, el tope ha quedado establecido en 12.000 euros por trabajador y nunca más de un 30% de su salario total. Según comunicó la cotizada hace unos días, su última edición se saldó con la entrega de un total de 8.026 acciones.