La farmacéutica española Reig Jofre ha presentado este viernes los resultados correspondientes al ejercicio 2020. Un año en el que ha logrado elevar su beneficio hasta los 5,6 millones de euros, es decir, un 15% más que en 2019 (4,9 millones).

Noticias relacionadas

En lo relativo a las ventas, la compañía -que ha remitido sus cuentas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)- ha cerrado 2020 con ingresos por encima de los 230 millones de euros, un 15% más que el pasado ejercicio.

Según el comunicado, las tres divisiones de Reig Jofre presentan crecimientos positivos en la cifra de ventas. La división de Pharma Tech (48% de las ventas) logra un crecimiento del 12% gracias a la fabricación de medicamentos esenciales vinculados a la crisis de la Covid-19, principalmente sedantes, analgésicos y relajantes musculares, y a la buena evolución de las ventas a nivel internacional.

La división de Specialty Products crece un 28% gracias al área terapéutica osteoarticular, que aporta 29 M€ de ingresos del año. El resto de la división, centrado en dermatología y salud de la mujer, presenta una disminución del 2% de los ingresos.

El área de Consumer Healthcare crece un 7% en ventas. La crisis sanitaria ha impulsado el crecimiento de las gamas OTC de desinfección (alcoholes, clorhexidinas, etc), y ciertas gamas de complementos alimenticios.

Inversiones

En lo relativo a las inversiones, la farmacéutica ha destinado 11,8 millones de euros en 2020. De éstos, 5,5 M€ corresponden al tramo final de inversión en la Planta de Barcelona, que iniciará sus operaciones en el segundo trimestre 2021.

De hecho, Reig Jofre ha firmado un acuerdo con Janssen para la producción de su vacuna contra la Covid. “La nueva planta de fabricación de viales inyectables tiene capacidad disponible para fabricar este producto a máxima capacidad y estará preparada para trabajar a cinco turnos”, ha explicado la farmacéutica.