La patronal de la sanidad privada, ASPE, ha pedido a las comunidades autónomas cerrar acuerdos de colaboración para hacer frente a la pandemia de la Covid-19. Además, continúa reclamando un plan de trabajo público-privado para toda España.

Noticias relacionadas

Hasta el momento, Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana, Baleares, Murcia, Canarias, País Vasco, Cataluña y Navarra “han cerrado marcos estables de colaboración que regulan el traslado de pacientes a la sanidad privada”.

ASPE insiste en que la respuesta asistencial público-privada debería contemplar dos principios básicos: marco estable para todo el territorio y aplicación flexible de protocolos de colaboración adaptados a la situación particular de incidencia Covid en cada territorio.

“El establecimiento de unas bases claras para un uso racional de todos los medios del Sistema Nacional de Salud es el mejor mecanismo de prevención que podemos adoptar frente a una crisis de esta envergadura”, señala el presidente de ASPE, Carlos Rus.

En cualquier caso, ASPE insta a las comunidades autónomas a "no perder más tiempo y alcanzar acuerdos estables de colaboración que eviten la intervención de la sanidad privada sin tener a priori definida la contraprestación".

El impacto económico de la intervención de los centros sanitarios privados durante el primer estado de alarma en abril de 2020 ha provocado hasta el momento el cierre de alrededor de 3.000 centros sanitarios sin internamiento en toda España y una deuda estimada de aproximadamente 250 millones de euros, según las estimaciones de ASPE.