El Gobierno ha decidido declinar las ofertas de las empresas dedicadas a la salud para acelerar la inmunización de la población frente al coronavirus. Fuentes del Ministerio de Sanidad descartan que la sanidad privada participe en la campaña de vacunación de la Covid-19

Noticias relacionadas

Así responden a la reciente oferta de los hospitales privados para vacunar gratis a la población y acelerar el ritmo de inmunizaciones. "El sistema público tiene capacidad para llevar a cabo la vacunación en España. De hecho, en la pasada campaña de vacunación de la gripe se pusieron 14 millones de dosis en tres meses", indican desde el departamento que dirige Salvador Illa. 

Como ya contó este medio, justo esta semana Sanidad había cerrado la puerta a que los funcionarios se pudieran vacunar a través de los centros sanitarios adscritos a los convenios de las mutualidades de los empleados públicos: Muface, Isfas y Mugeju.

Vacunación contra la Covid. Reuters

En un principio no era así. Pero, según indican desde los propios centros, los problemas logísticos que está suponiendo la vacuna contra el coronavirus de Pfizer y Biontech han provocado que el departamento haya tomado esta decisión, al menos en el caso de estas mutualidades.

Así, mientras que las dosis que se utilicen mayoritariamente sean las de Pfizer, los funcionarios serán vacunados por los servicios de la Seguridad Social. Al menos, por lo pronto, no está previsto que Muface, Mugeju e Isfas lo hagan.

También se cierra la puerta, aparentemente, a otra posibilidad que estaba manejando el Gobierno. El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha estado gestionando y tratando de dar con fórmulas para que las enfermeras que trabajan en las mutuas de la Seguridad Social refuercen la vacunación en las autonomías. 

De esta manera, el departamento de la Seguridad Social quería encontrar puentes para 'incorporar' unas 6.800 enfermeras a la campaña vacunal de las autonomías. Cabe recordar que este el importante déficit de recursos humanos y, particularmente, de enfermeras es uno principales puntos flacos del proceso de inmunización en España.  

Sin embargo, esta posibilidad habría quedado bloqueada a tenor de lo apuntado por Sanidad.