La patronal de la industria farmacéutica innovadora, Farmaindustria, ha presentado al Gobierno un plan para recuperar la producción de medicamentos esenciales y aumentar las capacidades industriales estratégicas, con una inversión inicial de 500 millones de euros. 

Noticias relacionadas

Lo ha anunciado este miércoles el presidente de Farmaindustria, Juan López-Belmonte, durante su primer encuentro con los medios de comunación. Según ha explicado, "se han sumado al proyecto 14 laboratorios y 21 empresas auxiliares". 

Desde la patronal esperan más adhesiones al plan, por lo que "las inversiones de las compañías podrían llegar a ser de entre 800 y 1.000 millones de euros", ha reconocido López-Belmonte. "Este proyecto es un ejercicio de responsabilidad de la industria farmacéutica, que ha puesto sobre la mesa la posibilidad de invertir", ha añadido.

PERTE

Este plan presentado por la patronal de la industria farmacéutica se encaja en la fórmula de colaboración público privada de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE), que se recoge en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para optar a los fondos europeos.

Tal y como ha expliado Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, "los 500 millones son de las compañías que han participado incialmente en esta manifiestación de intereses y se invertirán a lo largo de los próximos dos años".

Ahora, "el Ministerio de Industria decidirá qué líneas quiere apoyar a través de instrumentos de financiación pública". Y es que, este proyecto se enmarca dentro del Programa de Impulso de proyectos tractores de Competitividad y Sostenibilidad Industrial de dicho Ministerio.

Finalmente, será el Consejo de Ministros quien tome la decisión sobre la elección o no de este plan, que aspira ser uno de los PERTE. De aprobarse, se abriría una consulta pública, ha explicado López-Belmonte. De momento, las sensaciones son buenas: "Creemos que el Gobierno lo está valorando positivamente", ha añadido.

De seguir adelante, "la intención es trabajar con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) y la Dirección General de Farmacia para definir la lista de medicamentos esenciales", ha explicado Javer Urzay, subdirector de la patronal.

Además, la inversión propuesta por la industria farmacéutica "creará alrededor de 2.000 puestos de trabajo directos e indirectos, según nuestras previsiones. Aunque el efecto arrastre va más allá del empleo", ha añadido.

Atraer inversión

López Belmonte ha recordado que en nuestro país hay 82 plantas de producción de medicamentos. "España tiene la oportunidad y la necesidad de apoyarse en sectores como el nuestro para combatir la crisis económica. El farmacéutico puede ser uno de esos sectores estratégicos para recuperar el crecimiento económico. España puede convertirse en un gran polo de atracción de inversiones", ha dicho.

En este sentido, ha pedido "cambiar el enfoque" y considerar que los fondos destinados a la sanidad no son un gasto, sino una inversión. "No hay economía sin salud. Tendríamos que empezar a cambiar el enfoque. Durante esta pandemia hemos constatado que no solo tiene retornos sanitarios sino también económicos y sociales", ha añadido.

Por todo ello, ha reiterado la necesidad de contar con una "estrategia de país a medio o largo plazo que venga construida desde la colaboración y el diálogo" entre la industria farmacéutica y la administración.