Comunidades autónomas como País Vasco, Madrid, Andalucía, Navarra, Aragón o Castilla y León están reservando parte de las vacunas contra la Covid-19 que reciben para asegurar la segunda dosis. Una práctica que los médicos avalan para poder hacer una vacunación correcta de acuerdo con la evidencia científica.

Noticias relacionadas

Cabe recordar que la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech necesita dos dosis separadas por 21 días para alcanzar el 95% de eficacia.

Fue el pasado 27 de diciembre de 2020 cuando España inició la campaña de vacunación contra el coronavirus. Transcurridos 21 días, los pacientes que recibieron entonces la primera dosis, están ya siendo inmunizados con la segunda.

Desde la Organización Médica Colegial (OMC) apoyan la decisión que han tomado algunas autonomías de reservar dosis. Su vicepresidenta segunda, Manuela García, ha señalado que “lo aconsejable es asegurar un número suficiente de vacunas para administrar las dos dosis necesarias”.

El objetivo de hacer una reserva de dosis es “administrarlas en el intervalo de tiempo indicado, que es lo que ha demostrado eficacia”, ha añadido García.

También Rafael Ortí, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), recomienda la reserva de vacunas. “Es una práctica habitual de Salud Pública tener garantizadas las dosis cuando la vacuna precisa de dos o más y, en el caso de la Covid-19, desde la sociedad lo hemos recomendado”, ha indicado.

Además, hay que tener en cuenta que de momento “no tenemos múltiples proveedores y tampoco el Estado controla la producción de las vacunas por lo que, al no tener esto garantizado, lo correcto es reservar”.

Una trabajadora sanitaria se vacuna en Madrid. Sergio Perez/Reuters

Para el Consejo General de Enfermería, la prioridad es “ir ampliando la población vacunada para cumplir los plazos y no bajar el ritmo”, ha dicho su presidente, Florentino Pérez Raya. Sin embargo, ante posibles retrasos, “podría ser razonable reservar una pequeña parte”, ha añadido.

La decisión de reservar o administrar el 100% de las dosis que llegan a España “no debería ser una decisión de cada gobierno regional porque eso solo producirá más diferencias en el ritmo de vacunación”.

En este sentido, Pérez Raya ha advertido de que “es preciso aportar una visión estatal y que el Ministerio de Sanidad asegure las vacunas necesarias para la administración de la segunda dosis”.

Por su parte, la portavoz del sindicato de enfermería (Satse), María José García, ha indicado que la prioridad es “vacunar, vacunar y vacunar, aunque entendemos esa política de reservar una parte de dosis por si hay problemas puntuales de suministro”.

Un sanitario muestra un vial de la vacuna contra la Covid-19.

Esta reserva “debe ser del 20% o el 30%, pero no podemos pasarnos con ese porcentaje porque la consecuencia será disminuir el ritmo de vacunación”, ha advertido.

Excepto País Vasco, que según las últimas cifras publicadas por el Ministerio de Sanidad ha administrado el 57% de las dosis recibidas, el resto de comunidades autónomas que están reservando dosis, rondan porcentajes como los mencionados por la portavoz de Satse.

Retrasos en la entrega

Hace apenas cinco días, Pfizer avisó de una reducción de la producción de vacunas por “modificaciones en sus instalaciones”. La consecuencia es que España recibirá solo el 56% de las dosis previstas durante esta semana, según el Ministerio de Sanidad.

Aunque el departamento que dirige Salvador Illa haya previsto que la reducción en la entrega solo afectará durante esta semana, lo cierto es que el laboratorio tiene otros cálculos. "El problema de suministro afectará a los envíos de finales de enero a principios de febrero", según un comunicado emitido.

Llegada a Madrid de la primera gran entrega de vacunas de Pfizer.

Debido a esta reducción, el Ministerio de Sanidad ha decidido que en el reparto de vacunas de esta semana se primará a las regiones que más dosis han administrado. Por lo tanto, estas autonomías no tendrán problemas a la hora de inocular la segunda dosis a pesar de no haber hecho una reserva.

Sin embargo, esta decisión de Sanidad que ha sido criticada por Madrid o País Vasco, dos de las comunidades que han ido reservando vacunas para asegurar la segunda dosis.

El problema para las que reciban menos vacunas puede ser que la administración de la primera dosis avance de manera más lenta. Sin embargo, gracias a la reserva que han creado, tienen asegurada la administración de la segunda dosis.

Es el caso, por ejemplo, de Andalucía. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, ha informado que “gracias a la reserva estratégica, disponemos de más de 40.000 vacunas que, sumadas al 50% que llegará estas semanas, nos garantizan esa segunda dosis necesaria para conseguir la inmunidad”.