La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) ha contribuido a medicalizar tres residencias de mayores situadas en zonas de baja densidad de población.
 
La medicalización consiste en la realización de instalaciones de oxígeno medicinal y vacío con canalizaciones hasta las propias habitaciones de las residencias geriátricas.

Noticias relacionadas

Se trata de instalaciones esenciales para proporcionar oxígeno medicinal a los residentes, ya que son la vía óptima y más segura de abastecimiento a los mayores. Los tres centros escogidos para ser medicalizados son: la Residencia Geriátrica Purísima Concepción y Santiago (Mora – Toledo), la Fundación Asilo de Torrelavega (Cantabria) y la Residencia San Bernabé y San Antolín (Palencia).

Este proceso de medicalización, que se ha extendido a lo largo de varios meses, ha sido posible gracias al apoyo, la ayuda y la coordinación de las empresas Air Liquide Healthcare, Oximesa Nippon Gases, Linde Healthcare y Carburos Médica.
 
“En este sector estamos plenamente comprometidos con las necesidades de los pacientes, especialmente las de aquellos que han sido más vulnerables a lo largo de esta pandemia, como es el caso de los mayores. Por ello, somos muy permeables a este tipo de proyectos y desde comienzos del año pasado llevamos largos meses trabajando en diversas iniciativas y aportando de manera altruista nuestro conocimiento y experiencia en el ámbito de la Tecnología Sanitaria”, afirma Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin.

Corredor Aéreo Sanitario

La medicalización de las tres residencias geriátricas tiene su origen y ha sido posible gracias al excedente generado por el Corredor Aéreo Sanitario, la iniciativa altruista y sin ánimo de lucro impulsada por Fenin durante la primera ola de la pandemia.

Este corredor –que permaneció operativo desde finales de marzo hasta el 11 de junio-, fue materializado gracias a la alianza creada por la Federación, el Grupo Oesía e Iberia con el fin de incrementar la llegada de productos sanitarios a España.

Gracias a este complejo proyecto, durante la fase más crítica de la pandemia y mediante de 36 vuelos, fue posible traer a España un total de más de 700 toneladas de productos sanitarios.