La deuda de las comunidades autónomas con el sector de la tecnología sanitaria se ha disparado un 26,6% en el tercer trimestre del año, a pesar de que, paradójicamente, las facturas pendientes se redujeran durante el estado de alarma

Noticias relacionadas

De hecho, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) celebró el esfuerzo de los gobiernos autonómicos para reducir la deuda y el periodo medio de pago durante el estado de alarma y confiaba en que se mantuviera esta tendencia durante los próximos meses. 

Sin embargo, tras el final del estado de alarma, la deuda de las autonomías ha crecido en 245 millones de euros, hasta alcanzar los 1.166 millones.

Según reflejan los datos del Observatorio de Deuda de Fenin, el 88% de las facturas pendientes de cobro corresponden al ejercicio 2020 y el 12% restante al de 2019 y anteriores.

Por autonomías, la Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid, Andalucía y Cataluña aglutinan el 60% de la deuda, con facturas pendientes por valor de 219, 202, 151 y 122 millones de euros, respectivamente.

Periodo medio de pago

Las comunidades autónomas tardan cinco días más en pagar a las empresas de tecnología sanitaria tras el final del estado de alarma, lo que supone un aumento de 5,7% con respecto al primer semestre.

Ahora, las autonomías tardan 92 días en pagar a las compañías de este sector, frente a los 87 registrados en el primer semestre, según el Observatorio de Deuda de Fenin.

Las comunidades autónomas de Castilla y León (58 días), País Vasco (52 días), La Rioja (45 días), Galicia (44 días) y Navarra, con 41 días, se sitúan por debajo de los 60 días de pago.

Por otro lado, Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia, Canarias, Ceuta y Melilla, Extremadura, Asturias, Cantabria, Aragón, Baleares y Cataluña se sitúan entre los 60 y los 120 días. Madrid, se sitúa en 126 días y Valencia con 162 días.