El Congreso de los Diputados aprobó este martes la toma en consideración del proyecto de Ley de Seguridad del Paciente. Esta norma, que tiene por objetivo regular el número de pacientes por cada enfermera, está ahora más cerca de convertirse en una realidad, aunque todavía tiene que ser aprobada.

Noticias relacionadas

Actualmente, en España una enfermera tiene a su cargo hasta más de 20 pacientes en una planta de hospital, mientras que la ratio segura es de 6-8 pacientes. Y es que, nuestro país solo cuenta con seis enfermeras por cada 1.000 habitantes, muy por debajo de la media de los países de la OCDE, que es de 10 por cada 1.000 personas.

Según los cálculos de Satse, sindicato que ha impulsado la iniciativa, nuestro país necesitaría crear 130.000 nuevas plazas para adecuar las ratios de Enfermería a las necesidades de cada nivel asistencial.

Una enfermera en un quirófano.

El coste de contratar a estos profesionales sanitarios sería de, al menos, 3.900 millones de euros, teniendo en cuenta que el salario medio es de 30.000 euros brutos anuales, según Satse. 

El economista Álvaro Hidalgo explica que esta retribución varía en función de las guardias, por tener especialidad y las aportaciones a la seguridad social. Por lo tanto, esta cantidad podría aumentar. 

Precisamente, la financiación de esta ley fue uno de los aspectos que se debatieron este martes en el Congreso de los Diputados. De hecho, todas las formaciones pusieron sobre la mesa este asunto.

PNV y Esquerra Republicana fueron dos de los partidos que más criticaron la falta de presupuesto. Francesc Ertija de Esquerra Republicana avisó de esta necesidad “para que no carguen con ‘el muerto’ las comunidades autónomas”.

María Márquez, de Unidas Podemos, se dirigió a los representantes de los partidos mencionados para confirmarles que la ley necesita de “mejoras” y que se adaptará en sus siguientes trámites parlamentarios.

Próximos pasos

La toma en consideración de esta iniciativa es el primer paso del recorrido que tendrá que hacer la futura ley que, de aprobarse, será pionera en Europa. Ahora, tendrá que pasar el filtro del Senado y después continuará su proceso como cualquier otra legislación.

Comienza un camino que “no será fácil”, según dijo Ana Prieto, portavoz sanitaria del PSOE. Y es que la futura norma necesitará involucrar a las comunidades autónomas. “A ellas les corresponde la gestión del Sistema Nacional de Salud (SNS) y el Consejo Interterritorial del SNS será un actor importante”, añadió la socialista.

Déficit de enfermeras y precariedad

La necesidad de regular la ratio de enfermeras por número de pacientes es una petición que Satse lleva haciendo desde hace tiempo.

De hecho, la pandemia no ha hecho otra cosa que agudizar la precaria situación de los recursos humanos del Sistema Nacional de Salud. España afronta la crisis sanitaria de la Covid-19 con un déficit de, al menos, 87.890 enfermeras, según los cálculos del sindicato.

Además, la precariedad de los contratos en España (temporales) y los exiguos sueldos que cobran las profesionales españolas respecto a sus homólogas en otros países europeos (entre 1.400 y 1.500 euros mensuales en la sanidad pública patria frente a los alrededor de 2.500 euros de Alemania, por ejemplo) han provocado el ‘éxodo’ de las enfermeras formadas en nuestro país.