La receta electrónica privada en España comienza a ser una realidad. Tras la puesta en marcha del sistema de eReceta Privada Contingencia COVID-19, acordado por los Consejos Generales de Dentistas, Farmacéuticos, Médicos y Podólogos, son ya tres las entidades privadas que han superado la fase de integración técnica y homologación del sistema para garantizar la accesibilidad, la interoperabilidad y un correcto funcionamiento del mismo. En concreto, las entidades son el grupo Quirónsalud, HM Hospitales y Drimay.

Noticias relacionadas

La receta electrónica privada irá ampliándose y extendiéndose por el conjunto del sistema sanitario a medida que los modelos de prescripción utilizados por las diferentes entidades, aseguradoras, consultas privadas y, en definitiva, sus facultativos, acrediten las condiciones necesarias y las especificaciones técnicas para el correcto funcionamiento del Sistema.

A día de hoy, han solicitado también o están ya en proceso de homologación las siguientes entidades: Clínica Asturias, Docline, Logical Cloud, Medigest, OpenHealthCare, Osigu, Redsys Salud, Sanitas, Tich Consulting.

Vanguardia tecnológica

Para el secretario general del CGCOM, José María Rodríguez Vicente, el desarrollo de la receta electrónica privada ha sido un trabajo llevado a cabo por los Consejos prescriptores (médicos, odontólogos y podólogos) y el dispensador (farmacéuticos), en el que han colaborado también las aseguradoras y hospitales privados para dar cumplimiento a lo dispuesto legalmente y, con este sistema, situarnos en la vanguardia tecnológica. Ha hecho hincapié en que este servicio “posibilita la identidad del médico y permite conocer que no está inhabilitado, lo cual supone una garantía para el paciente”.

De acuerdo con Jaime Sánchez, secretario general del Consejo General de Dentistas, “hay que poner en valor el compromiso y trabajo realizado por los cuatro Consejos Generales que hemos participado e implementado este sistema de receta electrónica privada, cuya necesidad era aún mayor debido al momento tan complicado por el que atraviesa el país con motivo de la pandemia ocasionada por la Covid-19 y el confinamiento de la población, con la consiguiente dificultad que ha ocasionado para la asistencia a las consultas"

En palabras de Raquel Martínez, secretaria general del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, se están dando pasos muy importantes en la implantación de la receta electrónica privada en España, que sitúan a nuestro país a la vanguardia tecnológica en el entorno sanitario. “Hemos de ir paso a paso, comprobando su correcto funcionamiento y consolidando los avances". 

La interoperabilidad es fundamental y un requisito exigido por la legislación y así lo planteamos desde el inicio: que todas las farmacias españolas puedan atender cualquier prescripción electrónica privada realizada por los facultativos habilitados para ello y que el paciente pueda acceder a su medicación en la farmacia que quiera”, subraya Martínez.