Sevilla

El presidente de Airbus España, Alberto Gutiérrez, ha hecho un llamamiento urgente a todas las partes implicadas en la negociación del futuro de la planta de la compañía en Puerto Real (Cádiz). Pide que las conversaciones se desbloqueen porque "se está poniendo la continuidad de unas instalaciones infrautilizadas e inviables por encima de la sostenibilidad de puestos y carga de trabajo".

Noticias relacionadas

Así lo ha expresado en unas declaraciones difundidas a la prensa. En las mismas, el CEO del gigante aeronáutico ha detallado la "grave situación" de la factoría, una planta "puntera" que se vio "muy afectada" por el cese de la producción del A-380. La medida llevó a la planta a un punto "crítico" por la falta de trabajo y de competitividad

Ahora, con el impacto de la Covid-19, Gutiérrez confiesa que ha sido "la mayor crisis de Airbus" afectando gravemente a Puerto Real. Cifra la reducción de la carga de trabajo en un 50% quedando una planta "infrautilizada e inviable". Entre las alternativas, la empresa barajó su venta o cierre o, por otro lado, el traslado de la carga a otros centros.

Alberto Gutiérrez Airbus

"La concentración de toda la actividad civil a la zona central es la opción que mayor beneficio económico y mayor productividad ofrece", explica el también número dos del grupo a nivel global. Frente a esta situación, el Gobierno, CCOO y UGT presentaron un plan de medidas a Airbus para evitar los despidos planteados, especialmente en Cádiz.

"Ofrecieron una propuesta menos rentable pero socialmente responsable", valora Gutiérrez en sus declaraciones. Pese a las buenas intenciones, las negociaciones para implementar tales propuestas están "bloqueadas". "Hago un llamamiento a que las conversaciones queden desbloqueadas", ha pedido. 

Antes de julio

La solución, según ha avanzado, debe llegar antes de julio dado que Airbus ha implementado medidas temporales como la extensión del ERTE a finales de este mes de junio para dar más margen al diálogo. "No podemos prolongar las negociaciones indefinidamente. Tendremos que actuar si no hay acuerdo", advierte el CEO.

En caso de que no llegue la solución mediante el diálogo, "buscaremos una alternativa que proteja la carga de trabajo y los intereses globales de la compañía". Por ello, Alberto Gutiérrez ha insistido a la parte social en llegar a un acuerdo que "proteja el empleo en Cádiz". 

"Hago un llamamiento a desbloquear las negociaciones en las que se están poniendo la continuidad de unas instalaciones infrautilizadas e inviables por encima de la sostenibilidad de puestos y carga de trabajo", ha zanjado.

La propuesta

La propuesta del Gobierno vista con buenos ojos por Airbus planteaba concentrar toda la actividad de la Bahía de Cádiz en un único centro. La medida "protegerá todos los empleos" unificando los trabajos de las plantas de El Puerto de Santa María y Puerto Real. En este marco se barajaba la creación de un segundo centro 4.0.

"Será un elemento tractor para cualquier sector y para reindustrializar la zona", deseaba el CEO de Airbus que está liderando las actualizaciones del caso de Cádiz. Se prevé que la factoría se centre en el desarrollo y la aplicación de las nuevas tecnologías de la aeronáutica.

El propio Gutiérrez ya avisó de que era necesario un acuerdo "rápido" y mantuvo su mensaje de tranquilidad para la plantilla. En una llamada con la prensa, opinó que las propuestas eran una "buena noticia que abre el camino a acuerdos enmarcados a crecer".