El mes de enero deja malísimos datos en la industria del automóvil en España. Los peores, nos atrevemos a decir. Este primer mes de 2021 que acaba de terminar ha sido el mes de enero con las ventas de coches nuevos más bajas desde que existen datos.

Noticias relacionadas

Anteriormente, no había habido un mes de enero tan malo desde que se recogen las estadísticas en 1989, hace ya 32 años. En concreto, durante el pasado mes de enero se han matriculado 41.966 unidades de coches, lo que supone una caída del 51,5%, según datos de la asociación de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).

Hasta ahora, los peores meses de enero registrados se corresponden con los años más profundos de la crisis, entre los años 2011 y 2014. Tal es así que, el récord como el peor enero lo tenía el año 2013 con un total de 49.675 unidades. Pues bien ahora, 2021 ha pulverizado este registro con cerca de 7.000 unidades vendidas menos, tal y como se puede observar en el siguiente gráfico.

Por canales, el de particulares registró un total de 19.034 unidades vendidas, lo que supuso un 53,1% de caída, seguido del Empresa, con 18.397 unidades, lo que supone un 43,9% de descenso. No obstante, las alquiladoras fueron, una vez más, el canal que más cayó con un descenso del 65,4% y 4.535 unidades.

En cuanto a las razones de estos malos resultados, son muchos los argumentos esgrimidos por las principales asociaciones y directivos consultados por la sección de Motor de EL ESPAÑOL. Por una parte, ya se preveía que enero fuera un mes malo ya que muchas de las compras se anticiparon a diciembre de 2020.

¿El motivo? La llegada de una nueva normativa, el WLTP, que hacía que los precios de los coches subieran una media de entre 600 y 800 euros. Este hecho hizo que gran parte de las personas que querían adquirir un coche adelantaran su compra. Además, también supuso la matriculación de numerosos vehículos por los concesionarios (lo que se conoce como automatriculaciones) para evitar esa subida de precio.

En este sentido, el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), José Vicente de los Mozos, ya anticipó hace unos días que enero iba a ser un mes "malo" y señaló como principal causa el nuevo WLTP, por lo que pidió al Gobierno que escuche "un poco más" al sector ya que esta nueva normativa "no ha ayudado". Según de los Mozos "nadie puede entender" que un coche que el 30 de diciembre tenía las mismas emisiones que el 2 de enero tenga que pagar entre el 4,75% y el 9% más de impuesto de matriculación.

No obstante, si bien el WLTP ha tenido mucho que ver no ha sido la única razón según algunos de los responsables de las marcas consultados por EL ESPAÑOL.

La suma de otros factores también ha agravado la situación. En concreto, hablamos de los efectos del temporal Filomena, que prácticamente dejó paralizado el centro del país durante una semana. Y a ello hay que sumar la llegada de la tercera ola del coronavirus que han supuesto el cierre perimetral de numerosas localidades y la disminución o paralización de la actividad comercial en algunas comunidades.

Y, por último, en esta tormenta perfecta, enero de 2021 ha contado con un día laborable menos que el pasado año, en el que se registraron más de 86.000 matriculaciones. "Desgraciadamente nuestra previsión de “catástrofe” para el mes de enero se ha cumplido. La subida del impuesto de matriculación en un mercado tan sensible al precio, ha motivado que el mercado se reduzca a la mitad. El coste de los ERES o ERTES es muy superior a incentivar un sector tan importante para este país. Seguimos trabajando para mantener el empleo, aunque no será fácil con estos números", señalaba Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, la asociación de concesionarios.

Previsiones para 2021

No obstante, y a pesar de que el año empieza con mal pie tanto organizaciones como Anfac como los principales directivos del sector esperan que 2021 cierre con un millón de unidades vendidas. De ser así, estaríamos hablando de un incremento en torno al 18%.

La explicación a este crecimiento se debe principalmente a que 2021 no se debería realizar con la llegada de las vacunas, salvo que la situación sanitaria lo impida, un cierre de la actividad comercial.

De cumplirse este objetivo España se quedaría a unos 250.000 coches de los registros generados antes de la Covid-19. De ahí que para una recuperación con cifras anteriores a la pandemia haya que esperar todavía algo más. De hecho, algunos ejecutivos piensan que no será hasta 2022 o incluso 2023 cuando recuperemos la cifra mencionada de 1,2 millones de unidades vendidas.

A continuación se detalla en el siguiente gráfico cómo quedaría la cifra del millón de unidades vendidas, según las estimaciones de Anfac, en las ventas de los últimos 25 años.

Seat comienza líder

En cuanto a los fabricantes Seat, comenzó el año siendo líder de mes, seguido de Peugeot, Toyota y Renault. Dacia, por su parte, ocupó la quinta posición. A continuación, detallamos las matriculaciones que tuvo cada una de las marcas, con sus respectivas caídas.

Ranking Marca Ventas enero % 2020
1 Seat 4.524 -44,7%
2 Peugeot 3.632 -47,2%
3 Toyota 3.531 -45,1%
4 Renault 3.483 -30,9%
5 Dacia 2.374 -39,6%
6 Hyundai 2.173 -50,6%
7 Audi 2.015 -54,6%
8 Citroën 1.962 -58,1%
9 Mercedes 1.893 -55,7%
10 Volkswagen 1.797 -73,2%

Por modelos el Seat León recuperó la primera posición, seguido del Dacia Sandero y el Seat Ateca, tal y como se puede ver en la siguiente tabla:

1 Seat León 1491 -33.05%
2 Dacia Sandero 1431 -43.17%
3 Seat Ateca 1199 -43.42%
4 Hyundai Tucson 1143 -15.52%
5 Toyota Corolla 1129 -33.51%
6 Renault Captur 1042 -9.15%
7 Peugeot 2008 1030 24.55%
8 Toyota C-HR 1000 -29.33%
9 Seat Arona 998 -41.84%
10 Nissan Qashqai 939 -56.02%
11 Peugeot 208 923 -53.73%
12 Renault Clio 877 -40.94%
13 Toyota Yaris 790 -39.79%
14 Seat Ibiza 779 -51.46%
15 Peugeot 3008 726 -53,93%

En cuanto a los combustibles, el 26,4% de los coches matriculados en el pasado mes de enero se correspondió con un vehículo electrificado (híbrido, enchufable o eléctrico). De todos ellos, los híbridos fueron los más demandados con el 21,5%, seguido de los enchufables que ocuparon el 3,4% de cuota y los eléctricos que descendieron hasta el 1,18%.

En este sentido, el modelo de gasolina más vendido fue el Dacia Sandero, el diésel de mayor éxito fue el Seat Léon, el híbrido con más demanda fue el Toyota Corolla, el enchufable de mayor éxito fue el Peugeot 3008 y el eléctrico más demandado fue el Kia Niro. Por último, el Dacia Sandero, también fue el coche de GLP con más ventas.