La vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anunciado que "en las próximas semanas se subastará parte de la potencia de cogeneración". Lo ha hecho en la inauguración de la IX edición del Simposio Empresarial Internacional, que tiene lugar de forma virtual, acompañada del presidente de Funseam y de Enagás, Antonio Llardén.

Noticias relacionadas

También ha defendido que si este es "un momento crítico para la economía y la sociedad" es importante entender que, sobre todo, lo es para invertir en presente y futuro. "A pesar del gran sufrimiento de este año, el sistema eléctrico se ha mantenido robusto", ha señalado. 

"Pero al mismo tiempo hemos observado ese mensaje de descarbonización pasa a ser una referencia transformadora para instituciones y corporaciones, y es el punto de partida para el debate de recuperación económica".

Ribera también ha destacado la idea de que los consejos de administración "entiendan bien los riesgos financieros y económicos del cambio climático", y ha defendido que la energía ya no es una cuestión meramente técnica o de rentabilidad a corto plazo.

Por otro lado, ha reconocido que "la variable ambiental es el elemento determinante que marcará el éxito de las políticas energéticas". Y eso significa "máximo ahorro energético, máxima penetración de tecnologías menos costosas pero también menos emisoras, más electrificación, lo que no significa que no vayamos a convivir durante mucho tiempo con tecnologías necesarias" y más convencionales "para el transporte y la industria".

La industria, en el foco

"Es una cuestión sobre todo de índole social, de progreso, todos debemos buscar esa sinergia, ese buen comportamiento, ese ODS 17 de partenariados entre lo público y lo privado", ha añadido.

Ribera ha sostenido que el papel del regulador es fundamental y que también lo es el de las empresas y fundaciones, y ha añadido que es más fácil regular a favor que en contra. "El regulador tiene que generar seguridad y confianza en los inversores para recuperar lo perdido con los cambios retroactivos del pasado". 

"Todos entendemos la dificultad puntual de cada uno de los sectores y actividades, pero el equilibrio y el diálogo resultan claves para contribuir a un mejor país", ha añadido.

La ministra ha recordado que el Gobierno está ultimando el trabajo para reducir el impacto que tiene en la estructura tarifaria la parte fija de la potencia contratada y ampliar la variable del consumo real.

Subasta de cogeneración

La subasta de parte de la potencia de cogeneración es algo que, a su juicio, forma parte de la transición justa, y ha destacado que la movilidad es otro de los grandes desafíos a afrontar.

Por su parte, Llardén ha considerado "imprescindible" volcar todos los esfuerzos para avanzar en la reconstrucción y ha situado la descarbonización como una senda incuestionable que va a impulsar la recuperación.

"El simposio de este año quiere contribuir debatiendo y concretando cómo la transición energética puede ser una palanca clave para la recuperación económica y social sin dejar a nadie atrás", ha añadido.