La Agencia Tributaria ha puesto el punto de mira al bitcoin y las criptomonedas. El Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de este 2021 alerta de los "riesgos fiscales" que suponen las criptomonedas y anuncia medidas para su control. Entre ellas, importantes sanciones de 5.000 euros para los usuarios e inversores que engañen u oculten información sobre su uso y propiedad.

Dichas multas están descritas en el proyecto de ley de medidas contra el fraude y que se está tramitando en el Congreso. Aunque la iniciativa no está todavía cerrada, los grupos dan por hecho que este capítulo se tramitará con escasos cambios en el capítulo de sanciones. 

El texto precisa que, “con la finalidad de reforzar el control tributario sobre los hechos imponibles relativos a monedas virtuales, se establecen dos nuevas obligaciones informativas referidas a la tenencia y operativa con monedas virtuales”: el “suministro de información sobre los saldos que mantienen los titulares de monedas virtuales” así como sobre las operaciones sobre ellas. Es decir, “adquisición, transmisión, permuta, transferencia, cobros y pagos”.

Noticias relacionadas

El director general de la AEAT, Jesús Gascón. Congreso

Si no se cumplen estas obligaciones, habrá multas de por medio. “Constituyen infracciones tributarias no presentar en plazo y presentar de forma incompleta, inexacta o con datos falsos las declaraciones informativas a que se refiere esta disposición adicional”, con la tipificación de infracciones tributarias “muy graves”.

La cantidad fija para estas sanciones es de, al menos, 5.000 euros “por cada dato o conjunto de datos referidos a una misma cuenta que hubiera debido incluirse en la declaración o hubieran sido aportados de forma incompleta, inexacta o falsa, con un mínimo de 10.000 euros”.

El mismo importe se aplicará si “en el caso de incumplimiento de la obligación de informar sobre títulos, activos, valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero” referidos a “cada elemento patrimonial individualmente considerado según su clase, que hubiera debido incluirse en la declaración o hubieran sido aportados de forma incompleta, inexacta o falsa, con un mínimo de 10.000 euros”.

Por otro lado, también habrá sanciones cuando se retrase la entrega de la información relacionada con las criptomonedas en cartera. “La sanción será de 100 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a cada elemento patrimonial individualmente considerado según su clase, con un mínimo de 1.500 euros, cuando la declaración haya sido presentada fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración tributaria”.

Retrasos

Con esta misma cantidad “se sancionará la presentación de la declaración por medios distintos a los electrónicos, informáticos y telemáticos cuando exista obligación de hacerlo por dichos medios”.

La Agencia Tributaria recurrirá a “diversas fuentes” para conocer las operaciones realizadas con criptomonedas y registrarlas. Estas fuentes, según el ente, “no se pueden revelar” puesto que pondrían en riesgo los trabajos de la inspección de Hacienda al respecto.

En su plan estratégico, el órgano de Hacienda argumenta que “el dinero digital y la tendencia a reducir el uso del dinero efectivo, ha supuesto el incremento del empleo de criptomonedas como medios de pago, por lo que a finales de 2020 ya existen más de 6.500 criptomonedas en circulación”.

En este sentido, recuerda que “la mayoría de los bancos centrales del mundo están desarrollando sus monedas digitales, incluido el Banco Central Europeo con la creación del euro digital, en el que participa España. Se impulsarán iniciativas para reforzar la colaboración con los prestadores de servicios y comercio electrónico, así como acciones de adiestramiento y formación que garanticen la correcta preparación en esta materia del personal de las unidades operativas”.

También te puede interesar...