Esquerra Republicana ha recuperado para la tramitación del proyecto de ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal su propuesta para asegurar la recaudación del Impuesto sobre el Patrimonio en todo el país, incluida la Comunidad de Madrid, que es la única región donde este impuesto está bonificado al 100%.

Noticias relacionadas

Los republicanos catalanes, que ya presentaron esta enmienda para incorporarla al proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021, buscan de nuevo su debate y votación en el Congreso de los Diputados, pese a haber comprometido con el Gobierno los trabajos para la armonización fiscal entre territorios.

Concretamente, según la enmienda a la que habría tenido acceso 'Europa Press', ERC propone la creación de una cuota estatal de esta figura fiscal cuyo rendimiento supone un ingreso del Estado no cedido a las comunidades autónomas y en el que no podrán aplicarse normas autonómicas.

Esto significa que los contribuyentes de la Comunidad de Madrid, territorio en el que esta figura tributaria está bonificada al 100%, sí deberían estar sujetos al pago de este impuesto y que si esta comunidad decidiera no recaudar por esta figura, sí lo haría la Administración central.

Contra la competencia fiscal

Todo ello con el fin de hacer frente, argumentan desde ERC, a una "competencia fiscal a la baja" entre comunidades, con el riesgo de desaparición de esta figura y que, además de mermar la capacidad recaudatoria de estas administraciones, también impacta en otras figuras, como las de Sucesiones y Donaciones o el IRPF.

Así, explican que en las comunidades donde Patrimonio está bonificado al 100% y Sucesiones y Donaciones "es prácticamente inexistente", existirá un incentivo a sobrevalorar los activos para que cuando se enajenen se minimice la plusvalía y se minimice la carga fiscal en IRPF.