El Tribunal de Justicia de la Unió Europea (TJUE) ha dado este martes una de cal y otra de arena a la banca española. Por un lado, el sector evita el peor de los escenarios al quedar en manos de los tribunales españoles determinar, caso por caso, si se aplica un interés diferente al IRPH en las hipotecas en las que este índice se declare abusivo.

Noticias relacionadas

Por otro, la sentencia europea abre la puerta a reclamaciones multiplicando la litigiosidad a la que ya hace frente la banca. Los afectados tienen claro que esta será la vía elegida para la mayoría de los casos. “Europa vuelve a dar la razón a los consumidores españoles y, una vez más, corrige al Tribunal Supremo que había cerrado la puerta a más de un millón de familias afectadas por el IRPH”, asegura Patricia Suárez, presidenta de Asufin.

Desde la asociación, que aglutina a casi 2.000 familias afectadas por el IRPH, calculan que los clientes con hipotecas ligadas al IRPH podrían ahorrarse más de 150 euros al mes y recuperar entre 20.000 y 25.000 euros que han pagado de más.

“Hacemos un llamamiento especial al nuevo Gobierno para que su Consejo de Ministros quite el IRPH de algunas promociones de VPO, estas familias también merecen una solución”, asegura Patricia Suárez.

De momento, Bankia ha sido la única en especificar el volumen de créditos de vivienda VPO ligados al IRPH que mantienen en cartera y que a cierre de 2019 ascienden a 1.900 millones de euros. Desde la entidad recuerdan que esa cifra “nos vino dada”, en referencia a que no fueron contratos directos con el cliente, por lo que no afectaría en cualquier decisión judicial adversa para el banco.

Procedimientos en marcha

Según el Estudio Jurisprudencial de 2019 de Asufin, la mayoría de las reclamaciones por IRPH estaban a la espera de la sentencia del TJUE, con sólo siete procedimientos que se resolvieron el año pasado en los tribunales españoles, seis de los cuales fueron sentencias en Primera Instancia y una de Audiencia Provincial. “Frente a esto, en 2017, un año de gran litigiosidad bancaria, se dirimieron hasta 64 procedimientos por IRPH, 48, a favor del consumidor; 16, en contra”, indican desde la asociación.

En total, y según sus datos, se han fallado 166 sentencias por IRPH desde 2015, de las que 134 han resultado a favor del consumidor y 32, en contra; de las recopiladas el año pasado, se fallaron cuatro sentencias a favor y tres en contra.

Ante la previsible avalancha de demandas judiciales, la OCU también ha pedido al Gobierno que tome medidas urgentes para evitar el colapso de los juzgados. "La evidente falta de medios y la pasividad del Gobierno están causando un grave perjuicio a los consumidores que reclaman justicia ante una nueva actuación abusiva de los bancos", ha señalado la organización.

En este sentido, cree conveniente la creación de un mecanismo extrajudicial equilibrado que permita la resolución rápida de las reclamaciones y que se penalicen los recursos judiciales de la banca, que pierde el 96% de las demandas. "Solo sirven para atascar los juzgados y desincentivar la justa reclamación por parte del usuario", critican.

Cuadros comparativos

En el mismo sentido se manifiesta Almudena Velázquez, codirectora legal del portal reclamador.es, que explica que, según nuestras estimaciones, son, al menos, 300.000 los préstamos hipotecarios que siguen en la actualidad referenciados a este índice, cuyos afectados, con esta sentencia, podrán recuperar de media 20.000 euros”.

Desde la firma señalan que "el TJUE nada y guarda la ropa porque afirma que no hace falta que los bancos hagan cuadros comparativos en relación a otros índices pero sí, y esto es lo más importante para los afectados por el IRPH, un histórico de la evolución de este índice, con lo cual, es obvio que ningún banco lo ha cumplido”, asegura anticipando mayores reclamaciones judiciales.

“Gracias a Europa se abre la puerta a las reclamaciones de los afectados para recuperar el dinero pagado de más desde el inicio en que dicho índice les fue aplicado”, insiste Velázquez.

Por su parte, Javier Moyano, CEO de la plataforma de abogados Reclama por Mi, se muestra algo más cauto al explicar que se trata de “una victoria agridulce, ya que el afectado esperaba que al considerarse nulo no aplicara ningún índice sustitutivo en caso de no estar reflejado en la escritura”.

Al contrario de esta idea, la sentencia europea no se opone a que el juez nacional lo sustituya por un índice legal aplicable, que previsiblemente será el euríbor.

Esta plataforma ha recibido hasta la fecha 1.972 casos de afectados por este índice.