Durante el pasado año la renta variable escaló a máximos de todos los tiempos, a pesar de las preocupaciones sobre la desaceleración en el crecimiento mundial.

Noticias relacionadas

Brexit y tensiones comerciales entre Estados Unidos y China dominaron los titulares a lo largo de 2019, pero los progresos realizados en ambos frentes, con la clamorosa victoria de Boris Johnson a mediados de diciembre y la posibilidad de un acuerdo comercial de Fase Uno, redujeron las preocupaciones de los inversores. Además, los mercados financieros prácticamente ignoraron el ‘impeachment’ de Trump, considerando poco probable su salida de la Casa Blanca.

A lo largo del año, la Reserva Federal de Estados Unidos recortó los tipos de interés en tres ocasiones, mientras que Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, reactivó su programa de estímulos monetarios antes del final de su mandato como presidente del BCE. Christine Lagarde asumió el cargo en noviembre.

Los persistentes vientos en contra de la economía mundial han ayudado a impulsar la cotización del oro, que avanzó un 15,78% durante 2019. Pero la inestabilidad política, el riesgo de guerra comercial y el estancamiento del crecimiento en Europa y Japón, siguen siendo factores de riesgo de mercado.

La inversión en oro puede canalizarse a través de fondos de inversión que, en su mayoría, no invierten en el metal físico sino en compañías mineras o que centran sus actividades en la industria del oro, tales como prospección, extracción y comercialización de oro.

De este grupo de fondos, con la mayor calificación de cinco estrellas de VDOS, la clase A de acumulación en dólares de SCHRODER ISF GLOBAL GOLD se revalorizó un 51,28% durante 2019. En el último año, su rentabilidad es de 46,57%, con un dato de volatilidad de 26,08 por ciento. Referenciado al índice FTSE Gold Mines TR, invierte al menos dos tercios de sus activos en acciones de empresas de todo el mundo involucradas en la industria del oro. Puede también invertir directamente en empresas cuya actividad esté relacionada con otros metales preciosos e indirectamente en oro y otros objetos a través de otros fondos. Hasta un 40 por ciento de sus activos pueden estar en efectivo y no está expuesto directamente a ningún producto físico, ni a ningún contrato relacionado con los productos físicos. Con un patrimonio gestionado de 360 millones de dólares (aproximadamente 322 millones de euros) Newmont Goldcorp Corp (9,42%) Agnico Eagle Mines Ltd (8,23%) Newcrest Mining Ltd (6,14%) Anglogold Ashanti ADR Reptg Ltd (5,75%) y Barrick Gold Corp (4,60%) representan las mayores posiciones en su cartera. La inversión mínima requerida para suscribir la clase A de acumulación en dólares de este fondo es de 1.000 dólares (aproximadamente 896 euros) grabando a sus partícipes con una comisión fija de 1,50 por ciento y de depósito de 0,30 por ciento.

Un 45,21% se revalorizaba el pasado año la clase LC en dólares de DWS INVEST GOLD AND PRECIOUS METALS EQUITIES  y un 46,05 por ciento a un año, con un coste por volatilidad de 22,37 por ciento. Gestionado por DWS Investment (grupo Deutsche Bank) Invierte globalmente en empresas del sector de metales preciosos con buenas perspectivas.

Es un fondo adecuado para inversores tolerantes al riesgo que, buscando inversiones que ofrezcan oportunidades para maximizar el retorno, puedan tolerar las fluctuaciones inevitables del mercado bursátil. La cartera incluye entre sus mayores posiciones nombres como Newmont Goldcorp Corp (9,70%) Barrick Gold Corp (9,70%) Franco-Nevada Corp (8,90%) Agnico Eagle Mines Ltd (6,70%) y Wheaton Precious Metals Corp (4,90%). Los partícipes de este fondo soportan una comisión de gestión de 1,50 por ciento.

De la gestora francesa Amundi Asset ManagementAMUNDI CPR GLOBAL GOLD MINES  obtuvo el pasado año una rentabilidad de 40,93 por ciento y un 40,60 por ciento en el último periodo anual, durante el cual registra una volatilidad de 25,22 por ciento. El fondo tiene como objetivo captar el potencial de crecimiento de las empresas especializada en la explotación de minas de oro para una verdadera diversificación dentro de la cartera.

Busca superar al índice NYSE Arca Gold Miners durante un período de 5 años, invirtiendo principalmente en acciones de empresas de todo el mundo que participan en la extracción de oro u otros metales preciosos y en actividades relacionadas. Las mayores posiciones en su cartera incluyen nombres como Newmont Goldcorp Corp (9,61%) Barrick Gold Corp (9,61%) Agnico Eagle Mines Ltd (7,28%) Franco-Nevada Corp (6,78%) y Newcrest Mining Ltd (5,99%). La comisión de gestión aplicada a sus participes es de 1,70 por ciento, aplicando asimismo una comisión variable de 20 por ciento sobre resultados positivos del fondo respecto a su índice de referencia.

La ralentización del crecimiento económico apoya el argumento contra la exposición total a materias primas, pero una probable moderación en la fortaleza del dólar apunta a oportunidades en la inversión en oro. La historia sugiere que un creciente déficit presupuestario de Estados Unidos puede estar asociado con una presión al alza sobre el precio del oro.

Invertia34