Nippon Steel Stainless Steel ha anunciado este jueves tras el cierre de la sesión bursátil la venta acelerada de un 7,9% de las acciones de Acerinox. Algo más de la mitad de la inversión que el grupo japonés mantiene en la acerera española y que en agosto del año pasado ya clasificó como "participación financiera".

Noticias relacionadas

Diez meses después de haber abierto esta puerta a su retirada, como publicó Invertia, la japonesa ha encomendado la venta de este paquete a UBS mediante la modalidad de colocación acelerada, como se ha hecho constar en una información privilegiada remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En este documento no se especificaba el número concreto de acciones a desinvertir.

En función de su actual capitalización bursátil, el 7,9% del que se desprende Nippon Steel podría alcanzar una valoración de 240,6 millones de euros. No obstante, a pesar de que la compañía española se ha revalorizado un 20% en lo que va de año y aún sigue contando con potencial alcista al calor del rally de las materias primas, estas operaciones aceleradas suelen cerrarse con descuento.

Segundos accionistas

Como parte de los acuerdos de la operación, reservada a inversores institucionales, el grupo asiático se ha comprometido a no disponer del resto de su participación en Acerinox en los próximos 90 días. Una participación que, según la última información disponible en la CNMV abarca a un 15,49% del capital de la española.

En el caso de que la desinversión se complete con éxito, el peso de Nippon Steel quedaría reducido a cerca de un 7,6% de la acerera española. Con este porcentaje, aún se seguirían situando como segundos accionistas de relevancia, solo por detrás de Corporación Financiera Alba, que aglutina un 18,56% de la metalúrgica.

Aunque hace casi un año la firma japonesa explicó su "deseo de configurar la participación como financiera sin participar en la gestión de la empresa" y subrayó que no se había tomado "ninguna decisión adicional sobre su participación", la puerta estaba abierta. Entonces, en plena pandemia, Ryo Hattori y Mitsuo Ikeda comunicaron su renuncia como consejeros por carta al presidente de la española.