La evolución de las acciones de ArcelorMittal desde que estábamos viviendo los momentos más duros de la pandemia es brutal, ya que arrancó a mediados del pasado mes de marzo del año 2020 en un precio ligeramente por debajo de los 6 euros.

Noticias relacionadas

Desde entonces, hemos tenido una subida en tres impulsos: el primero de ellos, le llevó a la zona de los 10,75 euros. En ese nivel de precios se formó una importante  resistencia. Tanto, que le costó cinco meses el poder romperla.

A partir de ese momento, se inició un segundo impulso alcista que le llevó a alcanzar la zona de los 21,10 euros -con el año 2021 recién comenzado-, tras la que le siguió una nueva recogida de beneficios en la cotización hasta la zona de los 17 euros. Desde allí, comenzó el tercer impulso alcista.

Evolución de los precios de las acciones de ArcelorMittal Eduardo Bolinches

Es esta última reacción alcista, la que nos importa ahora al tener una  clara pauta de máximos y mínimos crecientes, y a la que le acompaña la media móvil de medio plazo, que actualmente pasa por los 25,33 euros.

Sin embargo, si bien es cierto que lo que impera en una tendencia alcista es la sucesión de mínimos crecientes, estamos viendo que en las últimas sesiones el valor tiene problemas para confirmar con un nuevo máximo creciente la salud y fortaleza de la tendencia alcista.

Es por ello por lo que, si se confirma esa imposibilidad de marcar cambios por encima de los 27,9 euros, corremos el riesgo de que se gire a la baja. Esto por sí solo no representa ninguna preocupación, pero si nos lleva a perder la media móvil de medio plazo que está en los 25,33 euros -y con ellos también a perder los 25 euros- entonces se perfilaría una figura de giro que se suelen ver muy frecuentemente en los finales de las tendencias alcistas.

Estamos hablando de la figura de doble techo lo que abriría un escenario de continuidad correctiva hacia la zona de los 22,15 euros. Este es un escenario, que no debe darse mientras que el doble techo no quede confirmado. Hoy por hoy, es una simple posibilidad y como tal hay que tratarla.

Ahora es momento de monitorizar la cotización de ArcelorMittal para ver si, efectivamente, se va cumpliendo este escenario correctivo y poder actuar en consecuencia.