Línea Directa ya tiene fecha para su estreno en bolsa. La aseguradora del grupo Bankinter debutará como cotizada el próximo 29 de abril con una valoración de 1.434 millones de euros. Un importe equivalente a un precio de referencia de 1,3175 euros por acción.

Noticias relacionadas

Así consta en el folleto de la operación que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha aprobado este jueves. La autorización de este supervisor era la última que Bankinter tenía pendiente para proceder con la operación, de manera que todo está listo ya para que en dos semanas se convierta en la primera compañía en debutar en la bolsa española este año, en el que se espera un volumen récord de operaciones.

Como estaba previsto, el estreno de Línea Directa se ejecutará a través de un listado directo de sus acciones, que en su mayoría serán repartidas entre los accionistas de Bankinter a modo de un dividendo extraordinario en especie contra la prima de emisión. Una vez se proceda a este reparto, la entidad financiera mantendrá un 17,4% de la aseguradora, mientras que el 82,6% restante quedará repartido entre sus inversores.

Accionistas relevantes

Dentro de este bloque, destacarán dos de los accionistas más significativos de Bankinter. De una parte, Cartival, la firma patrimonial de la familia Botín, se colocará incluso por delante del banco con un 19,15% de la aseguradora. Después, a una más que considerable distancia, el empresario Fernando Masaveu alcanzará el control de un 4,3% del accionariado.

Una vez descontadas estas participaciones relevantes, el folleto contempla que un 59,06% de su capital social será de libre circulación (free float). Este porcentaje se corresponde con un total de 642,65 millones de acciones y una valoración de referencia de 846,69 millones de euros. No obstante, la cuota podría verse reducida una vez que inversores institucionales comiencen a declarar sus posiciones una vez se produzca el estreno como cotizada de la aseguradora.

Sobre la campana

Conforme al calendario recogido en el folleto que este jueves ha recibido luz verde de la CNMV, los nuevos accionistas recibirán en su cuenta de valores los títulos de Línea Directa el próximo 3 de mayo, día que se ha establecido como fecha de pago de este particular dividendo. De igual modo, el 28 de abril será el último día para hacerse con acciones de Bankinter con derecho a convertirse en accionista de su todavía filial.

Este calendario permite a Bankinter cumplir sobre la campana el plan trazado para Línea Directa cuando, hace poco más de tres semanas -el pasado 23 de marzo-, recibió el visto bueno del Banco Central Europeo (BCE) para proceder con la operación. Así lo explicó la consejera delegada del banco español, María Dolores Dancausa, en su intervención en el 'Observatorio de las Finanzas' organizado ese mismo día por Invertia.

A consecuencia de este salto, la aseguradora se quedará fuera del perímetro del balance de Bankinter. Y con ella, el 20% de los ingresos que hasta ahora contabilizaba la entidad financiera. No obstante, la entidad ha mostrado su compromiso de permanencia como accionista de la próxima cotizada, que marcará precio bajo las siglas LDA

Una compañía que, aunque con un modelo de negocio muy diferenciado fundamentado en la comercialización directa y remota, se compará con sus dos rivales que ya marcan precio en el parqué. Estas son Mapfre y Catalana Occidente.

Consejo de administración

Como mero trámite para que el proceso siga su curso, queda pendiente que el consejo de administración de Bankinter ratifique los términos contenidos en el folleto de la operación, en especial los concernientes al calendario previsto. La entidad ha informado este jueves que ese será el objetivo de la próxima reunión de su órgano rector, prevista para el próximo 21 de abril. 

Con el objetivo de ir adelantando tareas pendientes, hace unos días Línea Directa ya designó a su propio y nuevo consejo de administración, que tendrá siete miembros, dos menos de lo que acostumbraba. El órgano rector de la compañía estará presidido por Alfonso Botín-Sanz de Sautuola y Naveda, mientras que Miguel Ángel Merino desempeñará el puesto de consejero delegado de la aseguradora.

La operación que Bankinter llevaba años preparando entra en su recta final y consuma así el mandato recibido de sus accionistas en la junta general celebrada el 19 de marzo del año pasado, cuando se aprobó la hoja de ruta para su separación como compañía independiente y cotización en las bolsas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia, así como en el Sistema de Interconexión Bursátil Español (SIBE) para su inclusión en el Mercado Continuo.

El folleto señala también que Línea Directa debutará con un capital social de 43,537 millones de euros. Un montante que se divide en las 1.088,42 millones de acciones ordinarias con las que se estrena, con un valor nominal de 0,04 euros cada una de ellas.

Política de dividendos

Por lo que toca a su política de dividendo, ya se ha dejado entrever que el objetivo es que Línea Directa pueda llegar a repartir hasta un 70% de su beneficio neto entre sus nuevos accionistas. Sin embargo, el folleto se limita a señalar que se aprobarán pagos "siempre que la ratio de Solvencia II se mantenga por encima del 180%", lo que hoy por hoy daría vía libre a "distribuir todas sus ganancias netas ordinarias a los accionistas". De este modo, la próxima cotizada se coloca como aventajada en la materia entre sus rivales del sector en el parqué.

Este mismo jueves, la CNMV ha dado también el visto bueno al estreno de Ecoener, que se convierte así en la primera renovable española que este año llega al parqué madrileño. Su puesta de largo, en un procedimiento que se ha reservado a inversores institucionales para ganar agilidad, tendrá lugar un día después de la de Línea Directa, el 30 de abril.