BlackRock estrena apuesta a la baja contra Cie Automotive. La gestora estadounidense ha entrado por primera vez con posiciones cortas en el fabricante español de componentes de automoción con un 0,51% de su capital social. Una inversión que actualmente equivale a algo más de 14 millones de euros, según la cotización de sus acciones en bolsa.

Noticias relacionadas

La gestora de inversión ha señalado que fue el 11 de marzo cuando sobrepasó el umbral del 0,5% del capital que marca el mínimo para ser considerado bajista relevante. Así consta ya en los registros de posiciones cortas de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), donde acompaña a fondo Marshall Wace.

El hedge fund británico actualmente figura como bajista precisamente por otro 0,51% de las acciones de Cie Automotive. No obstante, en los últimos meses ha llegado a aglutinar incluso en dos ocasiones posiciones por un 0,8% de su capital. Esta posición cuenta con mayor recorrido, puesto que Marshall Wace la mantiene con altibajos desde el 15 de junio del año pasado.

El beneficio cae un 35%

Entre los dos, suman un 1,02% de Cie Automotive. Un porcentaje que se traduce en 28,2 millones de euros apostados en contra de una gráfica que en los últimos seis meses se ha revalorizado más de un 50%. Y es que la progresiva recuperación económica y el regreso de los coches a las calles y carreteras han sido grandes aliados para el negocio de la compañía.

Cie Automotive cerró 2020 con un beneficio de 185,2 millones de euros, un 35% menos que al término del ejercicio anterior. Un retroceso que, sin embargo, no impidió que el pasado 7 de enero hiciera frente al reparto de un dividendo de 0,25 euros brutos por acción. Está por ver si su tradicionar reparto de junio repite esta cifra o, en función de como evolucione el negocio este año, se modula hacia arriba o abajo.

Actualmente, los principales accionistas de Cie Automotive son los Riberas, que controlan un 19,69% de su capital a través del holding Acek Desarrollo y Gestión Industrial SL. Cerca de esta cota, empatados con un 10% del capital cada uno de ellos, el brazo inversor de los banqueros March -Corporación Financiera Alba-, el presidente Antonio María Pradera y la sociedad familiar Elidoza Promoción de Empresas SL.