La Agencia Tributaria ya tiene cerrada la lista de las cotizadas afectadas por la conocida como 'tasa Tobin' a partir de enero. En total, serán 56 las cotizadas españolas en las que la compraventa de acciones estarán sujetas a este impuesto a las transacciones financieras, un número sensiblemente inferior al que se preveía cuando se ideó el gravamen.

Noticias relacionadas

Como había avisado el organismo dependiente del Ministerio de Hacienda, el corte de los 1.000 millones de euros de capitalización se ha establecido con fecha de cierre del pasado 16 de diciembre. Las cotizadas españolas del Mercado Continuo que superaban este umbral en esta fecha son las que estarán penalizadas por un impuesto que ha levantado mucha polvareda en el sector.

Sin escapatoria, los blue chips del Ibex 35. Inditex (82.778 millones), Iberdrola (71.501 millones), Banco Santander (46.455 millones), BBVA (27.044 millones), Amadeus (26.579 millones), Cellnex (24.578 millones) y Endesa (23.832 millones) fueron en este orden los valores más capitalizados a la fecha de control.

Valores afectados

Todavía dentro del índice rey, la lista sigue con Aena, Siemens Gamesa, Naturgy, Telefónica, Ferrovial, Grifols, CaixaBank, Repsol, Red Eléctrica, IAG, ACS, Acciona, Enagás, Mapfre, Bankia, Colonial, Bankinter, Merlin Properties, Viscofan, Solaria, Cie Automotive, Acerinox, Banco Sabadell, Almirall, PharmaMar, Meliá Hotels e Indra.

Más allá del selectivo, la 'tasa Tobin' también gravará las operaciones realizadas con acciones de Fluidra, FCC, Catalana Occidente, Ebro Foods, Zardoya Otis, Vidrala, la filial española de EDP Renovaveis, Corporación Financiera Alba, Rovi, Logista, Gestamp, Euskaltel, NH Hotel Group, Prosegur, Mediaset España, Amrest, Prosegur Cash, CAF, Sacyr, Applus, Unicaja y Faes Farma.

Referencia adelantada

Si bien la norma que rige la implantación de este nuevo gravamen a la operativa en bolsa fija que se considerarán los valores que superen el umbral de los 1.000 millones de euros de capitalización al cierre anual, se estableció que para su puesta en marcha se considerarían los números de un mes antes de su entrada en vigor. En este sentido, la norma fija su aplicación a partir del 18 de enero.

A pesar de que la 'tasa Tobin' ha perdido alcance tanto en número de cotizadas, como por la caída de volúmenes que vienen arrastrando los mercados oficiales -donde el rastreo de operaciones es más sencillo-, el Gobierno mantiene intacto su objetivo de recaudar 850 millones de euros con este nuevo impuesto el año que viene. Así lo contemplan los Presupuestos Generales del Estado (PGE) recientemente aprobados.

La liquidación por el 0,2% de las ganancias obtenidas al cierre de cada sesión por la compraventa de acciones de estas 56 cotizadas tendrá que presentarse el próximo 22 de febrero, según el calendario fiscal de 2021 elaborado por la Agencia Tributaria. Está previsto que en torno al día 20 de cada mes se produzcan el resto de liquidaciones del ejercicio.

Desde la industria será por hecho que, aunque el impuesto lo tienen que aportar los brókeres, se terminará trasladando a los inversores finales a modo de más comisiones. A consecuencia de este gravamen, muy discutido en el seno de la Unión Europea pero que está vigente solo en una minoría países, desde Inverco se calcula que restará un 2,6% de su rentabilidad a los fondos de inversión sobre acciones españolas en sus diez primeros años de vigencia.