El Grupo Volkswagen ha presentado su nueva hoja de ruta que sitúa al componente energético en el centro de su estrategia. Para ello, el gigante automovilístico ha anunciado que creará seis gigafactorías de baterías en Europa antes de 2030 con una capacidad combinada de 240 GWh durante la celebración de su Power Day.

Noticias relacionadas

La compañía se ha marcado como objetivo asegurarse el suministro de celdas de batería más allá de 2025. Del mismo modo, Volkswagen también pretende expandir la red pública de carga. La compañía tiene la intención de operar alrededor de 18.000 puntos públicos de carga rápida en Europa para 2025 gracias a acuerdos con BP, Iberdrola y Enel. Esto representa una expansión de cinco veces la red de carga rápida en comparación con la actual y corresponde a aproximadamente un tercio de la demanda total prevista en el continente para 2025.

“La movilidad eléctrica se ha convertido en nuestro negocio principal. Ahora estamos integrando sistemáticamente etapas adicionales en la cadena de valor. Aseguramos una pole position a largo plazo en la carrera por la mejor batería y la mejor experiencia del cliente en la era de la movilidad con cero emisiones ”, ha declarado Herbert Diess, primer ejecutivo del Grupo Volkswagen.

Volkswagen ha explicado este lunes que está avanzando a toda velocidad con el desarrollo de capacidades de producción en Europa para satisfacer la creciente demanda de celdas de batería. "Junto con los socios, queremos tener un total de seis fábricas de células en funcionamiento en Europa para 2030, garantizando así la seguridad del suministro", ha explicado Thomas Schmallresponsable de Tecnología del grupo alemán.

240 GWh de capacidad 

Se espera que las nuevas fábricas de baterías produzcan células con un valor energético total de 240 GWh al año cuando finalmente estén terminadas en 2030, 40 GWh por planta. Las dos primeras fábricas operarán en la ciudad sueca de Skellefteå y en la alemana Salzgitter.

La producción de estas celdas está programada para comenzar en 2023 y se ampliará gradualmente hasta una capacidad anual de 40 GWh. La planta actualmente operada por Volkswagen en Salzgitter producirá la celda unificada para el segmento de alto volumen a partir de 2025 y desarrollará innovaciones en procesos, diseño y química. También se prevé una capacidad de producción de hasta 40 GWh al año para Salzgitter. 

Imagen de los proyectos de plantas del grupo Volkswagen para Europa.

En su presentación, la compañía ha señalado que la tercera de estas plantas estaría operativa en el sur de Europa en 2026. Concretamente entre España, Portugal o sur de Francia. Un concepto que coincide con los anuncios realizados por la ministra de Industria, Reyes Maroto, del proyecto de baterías que compartirían el grupo automovilístico e Iberdrola. La ubicación del resto aún está por decidir.

Volkswagen espera reducir gradualmente el coste de las baterías en el segmento de nivel de entrada hasta en un 50% y en el segmento de volumen hasta en un 30% lo que tendrá una gran repercusión en el coste de los coches.

"Utilizaremos nuestras economías de escala en beneficio de nuestros clientes también en lo que respecta a la batería. En promedio, reduciremos el coste de los sistemas de baterías a niveles significativamente inferiores a 100 euros por kilovatio hora. Esto finalmente hará que la movilidad eléctrica sea asequible y la tecnología de propulsión dominante", ha asegurado Thomas Schmall.

Acuerdo Iberdrola, Seat y VW

Coincidiendo con el evento, Iberdrola ha ampliado los detalles del acuerdo estratégico con Volkswagen y Seat. El plan contempla el suministro de energía renovable a las instalaciones del grupo Volkswagen en la Península Ibérica. El acuerdo convierte a Iberdrola en el socio energético de referencia, que permitirá al grupo de automoción alcanzar sus objetivos de reducción de emisiones.

La alianza, extensible a otros países, contempla también el suministro de energía con garantías de origen renovable y de otras soluciones energéticas a los clientes finales del grupo y su red de concesionarios. Otro de los ámbitos clave de actuación del acuerdo para impulsar la electromovilidad será la contribución al desarrollo de la infraestructura de recarga en el país.

Los máximos dirigentes de Seat, Ibserdrola y Volkswagen.

Los tres socios estiman que, teniendo en cuenta la evolución prevista del parque de vehículos eléctricos en España, se necesitaría el despliegue de una red de alrededor de 350.000 puntos de recarga pública urbana e interurbana a 2030. Iberdrola despliega un plan de infraestructura de recarga pública que asegurará una capilaridad suficiente de puntos de recarga, incluyendo carga rápida y ultrarrápida, para dar servicio a los principales corredores y ciudades del país.

"El acuerdo muestra el potencial de la unión de líderes de la industria para acelerar la descarbonización de la economía y su enorme impacto positivo en el entorno y la biodiversidad, así como en la recuperación económica, fortaleciendo la cadena de valor y creando millones de puestos de trabajo sostenibles en toda Europa", ha apuntado Ignacio Galán, presidente de Iberdrola. "Contamos con la tecnología, las capacidades, el conocimiento y la determinación para crear juntos un modelo más sostenible para todos y configurar un ecosistema que permita a nuestro país seguir liderando este ámbito a nivel europeo. Esta alianza estratégica representa un paso de gigante en este camino", ha concluido Galán.

El CEO del grupo Volkswagen y presidente del Consejo de Administración de Seat, Herbert Diess ha señalado que "con la firma de este acuerdo, sentamos las bases para el futuro de la movilidad eléctrica en la Península Ibérica, en un paso definitivo hacia su electrificación. España tiene un gran potencial para convertirse en un hub de movilidad eléctrica en Europa, y para ello hay que transformar la segunda mayor industria europea del automóvil".

A su vez, el presidente de Seat, Wayne Griffiths, ha afirmado que "estamos en un momento histórico en el que tenemos la oportunidad de sentar las bases para el futuro industrial y sostenible en España. Para ello, el primer paso es crear un ecosistema para vehículo eléctrico y la infraestructura de recarga pública es indispensable".