La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se pone firme con los planes de Barón de Ley para su exclusión de bolsa. La compañía bodeguera ha informado este viernes al cierre del mercado bursátil que el supervisor "ha requerido un informe de valoración actualizado" que actualice los términos planteados para la operación a mediados del año pasado.

Noticias relacionadas

El requerimiento de la CNMV se produce "como consecuencia de la evolución de los resultados de la compañía reflejados en la información financiera publicada respecto al tercer trimestre del 2020 y al cierre del ejercicio 2020". Dos balances que, además, habían "motivado la actualización del plan de negocio de Barón de Ley", según reconoce la propia compañía.

Aunque este movimiento no presupone ninguna decisión final por parte del supervisor, sí que promete alargar aún más un proceso que ya lleva meses dilatándose. Y es que la productora de vinos de Rioja ha explicado que, de momento, "está llevando a cabo las actuaciones necesarias para que se proceda a la elaboración y presentación ante la CNMV del informe de valoración actualizado".

Cinco meses después

De este modo, también se esclarece el porqué no había habido noticias del proceso desde que el pasado 8 de octubre la CNMV admitió a trámite el folleto de la opa de exclusión. Entonces, el supervisor apuntó que tomaba esta decisión al "entender que el folleto y los demás documentos presentados, tras la documentación complementaria registrada el pasado 7 de octubre, se ajustan a lo dispuesto" en la normativa vigente.

En otras palabras, que se cumplían los requisitos en tiempo y forma, pero se abría el proceso de análisis de los términos de un folleto duramente criticado por los minoritarios de la compañía. Estos últimos exigían un precio mínimo de 157 euros por acción frente a los 109 euros ofrecidos por la cotizada que controla Mazuelo Holding, el grupo de inversión controlado por Eduardo Santos-Ruiz.

El presidente y consejero delegado de la cotizada, que es dueño de un 90,439% de la bodeguera, fue duramente criticado por algunos de los términos usados en el informe redactado por Renta 4 para justificar los términos de su oferta de exclusión. El gestor Marc Garrigasait, responsable del fondo de inversión español Panda Agriculture & Water Fund de la firma catalana Gesiuris, llegó a denunciar "una falta total de credibilidad".

En conversación con este portal denunciaba que, entre otras "barbaridades" se señalaba que “el tipo de interés del dinero sin riesgo es del 2,9% cuando estamos en un mercado de tipos negativos y los bonos españoles a diez años tienen rendimientos apenas superiores al 0,2%”. No se conoce si estos supuestos han sido señalados como dudosos por la CNMV, pero Barón de Ley tendrá que rehacer sus números de valoración para ajustarlos a la realidad sobrevenida por la pandemia de la Covid-19.

Caída de negocio

Una circunstancia que, sin embargo, podría terminar jugando en contra de las pretensiones de los minoritarios. En este sentido, la vitivinícola cerró 2020 con un beneficio neto de 20,6 millones de euros, un 24,8% menos que en el ejercicio anterior debido al desplome de las ventas de sus botellas en el canal de hostelería y restauración.

Actualmente, las acciones de Barón de Ley cotizan a 119 euros por acción, lo que supone una prima del 7% frente al precio ofrecido por la compañía para su retirada de bolsa.