La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha admitido a trámite la opa de exclusión de Barón de Ley para la cual la propia compañía solicitó la autorización del supervisor hace ocho días. Ahora comienza el análisis del folleto de la operación, para el que los minoritarios han exigido sumo cuidado.

Noticias relacionadas

El supervisor ha permitido este primer avance de la opa al "entender que el folleto y los demás documentos presentados, tras la documentación complementaria registrada el pasado 7 de octubre, se ajustan a lo dispuesto" en la normativa vigente. Esto es, que se cumplen los requisitos en tiempo y forma.

De este modo, la CNMV comienza ahora un periodo de análisis exhaustivo de la documentación presentada. En ese sentido, el supervisor podrá requerir cambios o matizaciones en el folleto de la operación. Una vez que considere que toda la documentación está completa y ajustada, tendría que llegar la aprobación o suspensión definitiva en un plazo de 20 días hábiles.

Minoritarios

En este sentido, los accionistas minoritarios de Barón de Ley han exigido que el precio establecido para la opa, en 109 euros por acción, suba un 44%. Los cálculos realizados por el gestor Marc Garrigasait, responsable del fondo de inversión español Panda Agriculture & Water Fund, de la firma catalana Gesiuris, establecen un precio mínimo razonable de entre 151,63 y 157,43 euros por acción.

Los minoritarios han trasladado ya estas exigencias a la CNMV para que las pueda tener presentes según estudia a fondo la operación aprobada por la junta de accionistas del grupo bodeguero el pasado 17 de septiembre. La propuesta salió adelante con el voto favorable de accionistas representativos del 91,77% del capital social de la compañía.

Aval de CaixaBank

Sin embargo, a pesar de lo abultado del porcentaje, pierde fuerza si se tiene en cuenta que Mazuelo Holding, promotor de la exclusión, es titular del 90,44% del capital de Barón de Ley.

En la petición de autorización a la CNMV para la operación el pasado 30 de septiembre, la compañía de vinos de Rioja adjuntó un aval bancario otorgado por CaixaBank por un importe de 33,07 millones de euros. Un importe suficiente para cubrir todas las obligaciones de pago de Barón de Ley podría tener que afrontar para ejecutar la oferta.

Junto con Mazuelo, el director general, César Sánchez Moral, titular de 2.852 acciones representativas del 0,07% del capital social de la empresa, también ha trasladado su compromiso de inmovilizar sus acciones. Por ello, la opa solo se dirige al 9,39% de las acciones del grupo.