Citadel ha ampliado su apuesta bajista contra IAG. Una semana después de haber formulado la primera posición corta relevante de la historia del grupo de aerolíneas, el fondo ha incrementado cartera hasta un 0,6% de la cotizada, que en este tiempo se ha depreciado un 5% adicional.

Noticias relacionadas

En términos de efectivo, el incremento de la posición bajista de Citadel Europe se traduce en cerca de otro millón de euros apostado contra la evolución bursátil de IAG. Actualmente, su 0,6% alcanza una valoración de 50,98 millones de euros en función de la cotización que marca en bolsa la cotizada.

Apenas han pasado siete días desde que el hedge fund que capitanea el estadounidense Kenneth C. Griffin entró con posiciones cortas en IAG. Un plazo que se reduce a solo tres sesiones si se considera el día en el que el fondo especulativo hizo pública su apuesta mediante la correspondiente notificación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las dudas sobre la solvencia y la agilidad de la recuperación económica, especialmente en lo que respecta a la vuelta a la normalidad en el sector servicios y especialmente en los viajes turísticos siguen vapuleando la cotización del grupo hispano-británico. Unas perspectivas grises que tan solo se disipan cuando llegan noticias de avances en las campañas de vacunación en las economías desarrolladas.

Este es el escenario en el que Citadel se convirtió el lunes pasado en el primer inversor en notificar una inversión bajista superior al 0,5% del capital de IAG desde su estreno como grupo cotizado, en enero de 2011.

Quebradiza recuperación

A pesar de las incertidumbres vigentes, las todavía frágiles perspectivas de progresiva remontada se han traducido en una revalorización del 13% en los últimos seis meses para IAG. Sin embargo, la magnitud de la tercera ola de contagios por la Covid-19 se deja sentir en que lo que hace una semana eran subidas del 23% en el último trimestre hoy se ven reducidas a solo un 5%.

En el último año, el grupo cabecera de Iberia y British Airways acumula pérdidas por un 66% de su capitalización. Y la cifra podría ir a más si las tesis de inversión que se les presupone a los gestores de Citadel se terminan materializando. Los cierres de fronteras establecidos o reforzados en las últimas semanas se han convertido en los grandes lastres para su negocio y cotización.