Hostelería de España, Marcas de Restauración y los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT han mandado una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, expresando su preocupación y malestar por la “situación extremadamente grave” que sufren las empresas y trabajadores en las zonas comerciales de los aeropuertos de la red de Aena. 

Noticias relacionadas

En su opinión, existe un riesgo real para la viabilidad de la mayoría de estas empresas a muy corto plazo y, en consecuencia, peligra la continuidad de más de 12.000 empleos. En la actualidad, a causa de la pandemia, un 75% de estos empleos están en situación de ERTE debido a la caída del 73% del tráfico de pasajeros en 2020.

Para el grupo de firmantes, la situación actual pone en riesgo la continuidad de un servicio esencial al viajero y aboca a presentar concurso de acreedores y quiebras a varias empresas por no poder hacer frente al coste de las rentas pasadas, presentes y futuras.

Ante esta situación, UGT, CCOO y el conjunto de las empresas afectadas coinciden en el "negativo impacto" que tendría en todo el territorio nacional que "Aena no atienda a la necesidad de avanzar hacia el acuerdo, ceda en su inmovilismo y adapte el canon a la facturación real que están teniendo las empresas durante la pandemia". 

Negociaciones

Desde el pasado mes de mayo de 2020 estas empresas empezaron a negociar con Aena las rentas de sus locales, para conseguir de buena fe un acuerdo equilibrado para todas las partes, que les permitiese salir adelante tras el impacto provocado por la pandemia Covid-19. 

En una primera negociación se proponía calcular dichas rentas sobre una base variable y una tasa de esfuerzo similar a la que tuvieron en 2019, suprimiendo la RMGA (Rentas Mínimas Anuales Garantizada) y sin un límite temporal. A su vez se permitían prórrogas de larga duración que garantizaban el retorno de las inversiones realizadas. 

Sin embargo, durante el mes de julio del pasado año, Aena comunicó que la propuesta que se había venido negociando y que solo estaba pendiente de algunos matices para su firma, no había sido aprobada por su Consejo de Administración. Se estableció, entonces, un nuevo marco basado en una RMGA por pasajero y un nuevo ámbito de negociación acotado a los años 2020 y 2021. 

Además, se imponía que la aceptación de esta propuesta implicaba la renuncia expresa a cualquier acción futura contra Aena. El pasado mes de enero, Aena envió una comunicación imponiendo unas condiciones que establecen una reducción de las Rentas Mínimas Garantizadas claramente "insuficiente": 100% en el período de confinamiento estricto, 50% desde el 22 de junio de 2020 hasta el 8 de septiembre de 2021, y el cobro íntegro de estas Rentas Mínimas Garantizadas a partir del 9 de septiembre 2021, aún a sabiendas que el tráfico no se recuperará hasta el año 2024.

De momento, un 51% de los locales ha rechazado estas condiciones, un 9% ha pedido más tiempo y un 40% sí ha aceptado. Pero al parecer, los sindicatos denuncian que Aena haya procedido inmediatamente a facturar el 100% del RMGA del año 2020, “lo que significa que el importe de las rentas facturadas en el periodo marzo-diciembre puede llegar a ser hasta siete veces superior al nivel de las ventas de ese mismo periodo y en el caso de aceptar sus condiciones sería más de tres veces superior”, señalan. 

En este momento la situación es muy urgente, “ya que en el caso de no hacer frente al pago de estas facturas, con fecha de vencimiento el próximo cinco de marzo, se ejecutarían los avales, lo que evidentemente supondría la quiebra inmediata de la gran mayoría de las empresas que representamos”, sentencian.