La ausencia de bajistas ha durado poco en OHL. Tan poco como solo cuatro días. Eso es lo que ha tardado el fondo británico Astaris Capital Management en tomar el relevo a Citadel Advisor en las apuestas que ejercía sobre las depreciadas acciones de la constructora española.

Noticias relacionadas

El hedge fund radicado en Londres ha notificado la tenencia de un 0,56% del capital social de OHL a través de posiciones cortas, según consta en los registros de la Comisión del Mercado de Valores (CNMV). Es la primera vez que los gestores de Astaris apuestan en contra de la compañía española, cuya posición ahora se eleva hasta el equivalente a más de 851.000 euros en función del precio de mercado que marcan sus acciones.

La posición en OHL la alcanzó el pasado 29 de enero, si bien este lunes era el primer día de negociación en la bolsa española desde que se dio a conocer al conjunto del mercado. Hacía solo cuatro días que los de Citadel Advisors habían reducido su apuesta bajista por debajo del umbral del 0,5% que el supervisor marca para considerar una inversión corta como relevante.

A mitad de precio

Los de Astaris Capital toman así el relevo bajista en una compañía que acumula una depreciación del 50% a lo largo del último año. Sus acciones rondan mínimos históricos en el entorno de los 0,5 euros por acción y la capitalización del grupo constructor ahora a duras penas alcanza los 150 millones de euros. Un descalabro que, en virtud de su apuesta, todavía se les antoja pequeño.

Su llegada puede estar relacionada con el amplio acuerdo de refinanciación que la compañía anunció apenas ocho días antes de su asalto bajista. El pacto, suscrito con los hermanos mexicanos Amodio y con Grupo Villar Mir, daba con la fórmula definitiva para que todos inyectasen las cantidades comprometidas en el capital de la cotizada.

La noticia, lejos de una lectura positiva, se tradujo en el enésimo golpe para las acciones del grupo. Aunque este acuerdo sienta las bases para la recapitalización de la compañía y la recuperación de su solvencia financiera, lo cierto es que la fórmula elegida de una ampliación de capital con un fuerte descuento del 48% cayó como plomo sobre su gráfica de precios.

En este sentido, la ahora controlada por los Amodio ejecutará una ampliación de capital por 35 millones de euros que tendrá derecho de suscripción preferente para todos sus accionistas. La operación se ha planteado a un precio de 0,36 euros por acción. Una vez se complete esta operación, llegaría una segunda con los mismos términos, esta estaría dirigida a los Amodio (37 millones de euros) y Tyrus, el vehículo acreedor vinculado a Villar Mir, por otros 5 millones.

Asalto a lo GameStop

Las dificultades financieras que recientemente ha atravesado la compañía y la han colocado con frecuencia en el blanco de apuestas especulativas a la baja son las mismas que la que la ha situado como posible blanco de un asalto minorista al estilo GameStop, según varios gestores del mercado. Sin embargo, tanto las características del mercado español como la negociación del propio valor y las leyes españolas al respecto dificultan, según los expertos, este tipo de comportamientos vistos en Wall Street en los últimos días.