Acciona busca el giro alcista para su gráfica, pero los cortos se lo ponen difícil. El grupo de construcción e infraestructuras se ha convertido en blanco de los bajistas, que solo en el último mes han incrementado un 21% las posiciones en su capital.

Noticias relacionadas

Actualmente, ya controlan un 3,33% de unas acciones que luchan por entrar en terreno positivo en el año en curso. Hace un mes, su peso se quedaba en el 2,74% del capital de Acciona. Ahora, la posición conjunta de los bajistas asciende al equivalente a 167,5 millones de euros.

Los últimos en subir la apuesta en contra de la cotizada española han sido Ako Capital y Gladstone Capital, hasta un 0,88% y un 0,52% de su capital, respectivamente. Junto a ellos, otros tres fondos especulativos se la juegan a la caída de la compañía en bolsa: Egerton Capital (0,69%), Naya Capital (0,6%) y el más conocido Oceanwood (0,5%).

El caso de Gladstone es especialmente significativo, puesto que el hedge fund había abandonado sus posiciones cortas en Acciona el pasado agosto después de dos meses apostando a la baja. Ahora, sus gestores han retomado la inversión mientras la compañía se afana en la recuperación de los 100 euros por acción, una cota que no visita desde mediados de septiembre.

La inestabilidad del mercado parece ser el reclamo que los bajistas han seguido para apostar por una compañía que se debate con tamaña resistencia, con un peso más psicológico que técnico sobre su gráfica de precios. En este sentido, Acciona marca una horquilla del 12% entre máximos y mínimos de las últimas dos semanas, un tiempo en el que ha pasado de cotizar a 95,25 euros por acción a tenerse que conformar solo con 85,15 euros.

El más presionado

En este sentido, con nada menos que cinco fondos bajistas con posiciones relevantes en su capital, Acciona tiene el dudoso honor de ser el valor del Ibex 35 acosado por un mayor número de especuladores. Un puesto que ya venía ocupando en las últimas semanas, incluso antes del regreso de Gladstone.

Lo que sí ha supuesto el regreso de este fondo bajista es el acortamiento de distancias frente a Cellnex en el ranking por volumen de inversión. Y es que el peso de los cortos en Cellnex asciende a más de 200 millones de euros, pero en este caso se trata de solo un 0,8% de su capital tomado por un único fondo, Citadel Europe.

La compañía presenta sus cuentas del tercer trimestre del año este mismo jueves, al cierre del mercado. Además, es una de las cotizadas del Ibex 35 que más se juega en el todavía incierto panorama político de EEUU, puesto que allí cuenta con casi un 9% de su capacidad eólica instalada. Y la evolución de las renovables en el país está fuertemente sujeto a cuáles sean las políticas federales al respecto que se desplieguen desde la Casa Blanca.