Las renovables en España no solo servirán para suministrar electricidad verde al país. Otro de sus grandes objetivos podría ser que nuestro país se convirtiera en la primera potencia en producción, incluso exportación, de hidrógeno verde.

Noticias relacionadas

Esa es al menos una de las conclusiones del estudio Hidrógeno. Vector energético de una economía descarbonizada’, publicado por la Fundación Naturgy y elaborado por un grupo de expertos del IREC.

Pero para ello, se deberá continuar con los avances tecnológicos y el aumento de la capacidad renovable instalada. Gracias a ello, los autores del estudio prevén una más que necesaria caída de precios para que se reduzca el coste de producción del hidrógeno renovable.

Y eso sería posible a partir de 2030, si se impulsan políticas que ayuden a escalar la tecnología, reducir los costes y atraer inversiones. Eso es lo que ha afirmado el director del Instituto de Investigación en Energía de Catalunya (IREC), Juan Ramon Morante, durante la presentación del estudio.

Precios competitivos

Albert Tarancón, uno de los autores del libro, explicó que “de llegar a unos niveles de coste de un entorno de los 2 €/kg, en la próxima década, el hidrógeno renovable sería competitivo tanto con el hidrógeno de origen fósil". Pero también sería competitivo "con los combustibles actuales como el diésel o la gasolina, por lo que este nuevo vector energético estaría muy bien posicionado no sólo para el transporte y la industria, sino también para almacenar la producción eléctrica renovable”.

Los autores afirman que el despliegue de una economía del hidrógeno contribuirá a activar la economía española, “con decenas de miles de millones de inversión de ahora hasta 2050, y con la necesidad de formar técnicos y especialistas a distintos niveles”. 

Este escenario futuro, sin embargo, requiere de una urgente regulación. Los expertos del IREC afirmaron que “dado que los nuevos usos y aplicaciones del hidrógeno renovable empiezan a ser ya una realidad a nivel de proyectos en ejecución en muchos países europeos, es preciso establecer una adecuada regulación y certificación de origen”.

Potencial de España en hidrógeno

El potencial de España

“España es un país bien posicionado en Europa para producir hidrógeno renovable a un coste competitivo y exportarlo a otros países de la Unión Europea”, según los expertos del IREC.

“El potencial de producción de energía renovable de España está por encima de los 3.000 TWh/año, en un orden de magnitud superior una al consumo actual de electricidad y unas 30 veces la producción corriente de energías renovables”, afirman, “lo que supone que existe capacidad para la producción de hidrógeno”. 

El potencial de producción de hidrógeno verde es de 1.750 TWh/año gracias a las condiciones geográficas y climáticas del país, lo que equivale a 11 veces el consumo actual de gas natural (160TWh/año), excluyendo el utilizado para generación. Estas estimaciones lo sitúan como el país con mayor potencial de producción de hidrógeno de toda Europa, según el informe.

A las preguntas de Invertia sobre la carrera en desarrollar este negocio en Europa, los expertos han coincidido en afirmar que "Alemania y Francia ya tienen sus planes de hidrógeno muy adelantados". Por eso, "es necesario que la Hoja de Ruta recién aprobada por el Gobierno cuente con las inversiones adecuadas para llevarse a cabo".

Una hoja de ruta que consideran muy ambiciosa, pero "que está en consonancia con la ambición que pretende Bruselas", puntualizaron.

Infraestructura gasista

Según el director del IREC, “el hidrógeno renovable tiene también un gran potencial en el ámbito del almacenamiento de energía, que será clave para el despliegue de las energías renovables previsto en la UE para lograr los objetivos de descarbonización”. 

“Con el hidrógeno, podemos convertir la electricidad en gas (power to gas), y conectar las dos grandes infraestructuras energéticas que ya tenemos, la eléctrica y la de gas, incrementando así su utilidad”, añadió Morante.

“El hidrógeno se puede inyectar en la red gasista mezclándolo con el gas natural o para producir metano sintético, un gas equivalente al gas natural” según explicó Tarancón. "Y se puede comenzar a hacerlo ya".

Colores del h2

En función de su origen y su proceso de producción, existe el hidrógeno gris (el que se usa hoy en día principalmente en la industria, y producido con materias no renovables), azul (se produce incorporando tecnologías de captura de CO2), y verde o renovable (opción renovable y libre de emisiones, producido por electrólisis, a partir del agua y la electricidad procedente de fuentes renovables).