Wall Street volvía a teñirse de rojo este viernes tras el paréntesis de la víspera y alcanzaba un amargo final para enero. Las ventas dominaban y varios índices de referencia acababan con pérdidas el primer mes del año. El imparable incremento de los contagios por Covid-19 mientras la vacunación avanza a trompicones en los países desarrollados lastraba el parqué neoyorquino.

Noticias relacionadas

Muchos inversores se decantaban por asegurar ganancias o, en el mejor de los casos, mantener posiciones ante la proliferación de ataques especulativos al alza y la baja sobre un grupo cada vez más amplio de valores, según explicaban varios brókeres. Lo que empezó como una operación de rescate a GameStop ya alcanzaba incluso al mercado de criptomonedas.

Con este escenario, los grandes índices neoyorquinos se decantaban por el lado menos amable de sus gráficas. El Dow Jones caía un 2,03% hasta perder los 30.000 enteros. En los 29.982,6 puntos acumulaba descensos del 2% en enero. Un 1,93% se dejaba en la sesión el S&P 500 y un 1,1% en el mes, hasta los 3.714,2 puntos. El Nasdaq seguía sufriendo por la falta de entusiasmo que generaban las cuentas de varios gigantes tecnológicos y cedía un 2% hasta los 13.070,7 puntos. Sin embargo, en el mes lograba despuntar un 1,4%.

Ni siquiera  el buen tono de algunas de las referencias macroeconómicas que veían la luz este viernes ayudaba a aliviar el retroceso del parqué. Los inversores se quedaban con el hecho de que los estadounidenses redujeron un 0,2% sus gastos personales en diciembre, mes clave para el consumo, mientras que sus ingresos mejoraron un 0,6%.

Si bien ambas lecturas son mejores de lo que planteaban las previsiones de consenso, que el dinero se quede debajo del colchón no gusta en el parqué. Y es que el índice de confianza de la Universidad de Michigan venía a confirmar esta cautela al caer hasta los 79 puntos, dos décimas por debajo de su lectura anterior.

Vacunas

En el terreno corporativo, las farmacéuticas que siguen trabajando en sus prototipos de vacuna frente a la Covid-19 se convertían en una de las referencias de la sesión. Los títulos de Novavax subían un 64,9% tras anunciar una efectividad de casi el 90% para su antígeno.

Mientras tanto, las acciones de Johnson & Johnson caían un 3,4%. El mercado castigaba al grupo tras conocerse que el prototipo de su filial médica Janssen se queda lejos de lo que han demostrado otras vacunas que ya se están distribuyendo por todo el mundo. Los datos presentados este viernes señalan una efectividad de 'solo' el 66%.

Resultados anuales

Sin abandonar el sector ni la lucha contra la pandemia, Eli Lilly & Co cedía un 1% para sus acciones tras publicar sus cuentas. La farmacéutica no conseguía sorprender al mercado a pesar de unas ventas por 850 millones de dólares gracias al bamlanivmab que en EEUU está indicado para pacientes de Covid-19.

Más moderados, del entorno del 0,8% eran los descensos para Caterpillar. Con unos ingresos en línea con las estimaciones de consenso, su beneficio ligeramente por encima de lo que se vaticinaba se quedaba corto para compensar el escepticismo del mercado.

El caso GameStop

Por lo que se refiere a los 'chicharros' blanco de la horda de inversores movilizados por Reddit que ha atraido a especuladores de todo el mundo, GameStop se reponía del batacazo de ayer con una vertical subida del 64,6%. En el caso de AMC Entertainment el repunte se quedaba en un amplio 53,6% y en BlackBerry se convertían en pérdidas del 3,8% después de haber arrancado con avances de casi el 10% la sesión de este viernes.