David vuelve a enfrentarse a Goliat en Wall Street. El objetivo es salvar de la bancarrota a GameStop y, de paso, frustrar el negocio redondo que varios fondos especulativos se prometían con su quiebra. De momento, han conseguido para la frágil compañía una revalorización de nada menos que el 870% en solo cinco días.

Noticias relacionadas

Una horda de pequeños inversores lleva días organizándose para salvar a la conocida cadena de tiendas físicas de videojuegos y material informático. Y, por si juntos fueran pocos, por el camino les ha salido el apoyo de algunos inversores institucionales y líderes de opinión en Wall Street de la talla del siempre polémico Elon Musk.

El resultado que más salta a la vista es el de la vertiginosa revalorización de las acciones de GameStop, que han pasado de venderse a menos de 40 dólares a comprarse a 380 dólares este miércoles. Sin embargo, también se ha producido un abultadísimo incremento en el volumen de negociación: de los 20.000 millones de títulos diarios que marcaba su media anual a rozar los 200.000 millones en las últimas sesiones.

Reddit, campamento base

El ejército de pequeños inversores al rescate de GameStop se ha organizado, fundamentalmente, a través de Reddit. Esta plataforma nacida como un sitio web de marcadores sociales y agregador de noticias permite a los usuarios añadir contenidos a las publicaciones de otros y votarlas, de manera que ha ido derivando hacia una suerte de foro de opinión. Algunos analistas comparan su poder de movilización con el que ForoCoches tiene en España.

Los analistas de Bankinter señalan que, una vez organizados, estos inversores se han lanzado a la compra de títulos de GameStop utilizando fundamentalmente brókeres de reducidas o nulas comisiones, que en el mercado estadounidense son más comunes que en Europa. En este grupo, destacan las operaciones a través de Robinhood, cuyo nombre también deja un mensaje a las manos fuertes del mercado que desde hace meses venían apostando por la quiebra de la cadena de tiendas de tecnología.

A pesar de los esfuerzos de estos inversores, que ciertamente han reventado las estrategias bajistas que habían formulado varios hedge funds, los expertos de Bankinter señalan que los problemas de fondo de la compañía van más allá de su debilitada cotización. Así, califican lo ocurrido de "movimiento social espontáneo con cierto enfoque romántico".

En este sentido, la agonía de muchas de sus tiendas viene de lejos y la pandemia de la Covid-19 no ha hecho más que empeorar la situación. Así lo refleja la propia gráfica de precios ahora disparada de GameStop, que en abril marcó mínimos en los 2,57 dólares por acción. Los precios alcanzados este miércoles superan en un 14.686% aquella cota.

La clave de las cuentas

El analista Sergio Ávila, de IG, apunta que la fecha clave en este pulso entre inversores está señalada el 1 de abril. Ese es el día en el que la cadena de tiendas tiene previsto publicar sus próximas cuentas trimestrales, en las que "se espera un beneficio por acción de 1,51 dólares", lo que mejoraría significativamente la cifra de 1,27 dólares por título del ejercicio precedente.

El incremento del 19% que plantean las previsiones de consenso se vuelve aún más significativo si se tiene en cuenta que el trimestre pasado la cotizada informó de pérdidas por 0,53 dólares por acción. No obstante, el experto de IG recuerda que los últimos datos de la firma señalan una ratio de deuda sobre fondos propios del 146,1% de difícil sostenimiento en el tiempo.

Una concentración de jugadores de videojuegos en una imagen de archivo. LVP

En cualquier caso, el analista señala que "es evidente es que el exceso de liquidez hace que muchos valores exploten con movimientos clásicos de burbujas". Y es que no hay que olvidar que los estímulos fiscales en EEUU se están vehiculando en buena parte a través de cheques nominativos a las familias del país, lo que podría haber invitado a algunos hogares a probar suerte en este calentón bursátil.

Lo que sí es cierto es que hay un motivo de fondo que explicaría en parte que se haya prendido la mecha del enfrentamiento entre grandes y pequeños en Wall Street. Se trata de que GameStop anunció el pasado 11 de enero un acuerdo con RC Ventures para sumar tres nuevos asientos a su junta directiva. De este modo, la incorporación de Alan Attal, Ryan Cohen y Jim Grube para potenciar la estrategia digital de la compañía habría dotado de argumentos a los que defienden que la compañía aún está a tiempo de reconducir su negocio y sanear sus finanzas.

'Muskmanía'

Por si fuera poco, Elon Musk se ha sumado a la fiesta. El fundador de Tesla, cuyas opiniones son seguidas a pies juntillas por una legión de inversores incluso con sonados desatinos como el de Signal, lanzaba un tuit este martes tras el cierre de la sesión de contado de Wall Street en el que recurría a un juego de palabras para calentar la acción de GameStop reconociendo sin rodeos que se han convertido en un 'chicharro'.

El visionario y polémico empresario se limitaba a acompañar un enlace a la plataforma Reddit con el texto "Gamestonk!!". Un impulso más para hacer saltar por los aires los cierres automáticos que varios bajistas habrían establecido para sus posiciones cortas sobre la cadena de tiendas. Así lo confirmaba uno de los gestores del hedge fund Melvin Capital en CNBC.

Los analistas consultados explican que la liberación de las posiciones cortas retroalimenta las fuertes subidas de los últimos días, que en algunos picos de euforia han llegado a suponer doblar cotización frente a la víspera en máximos intradiarios. De momento, el pulso sigue abierto. Quedan poco más de dos meses para que las esperadas cuentas trimestrales emitan su veredicto.

Mientras tanto, algunos inversores del grupo comienzan a poner en el foco a otras compañías que se han visto empujadas al abismo de la quiebra por el impacto de la Covid-19. El valor que con más fuerza notaba este miércoles su entrada era AMC Entertainment, que llegaba a desbocarse entre alzas del 250% solo unos días después de que su dirección haya un plan de inyecciones de capital por 917 millones de dólares para recapitalizar la cadena de salas de cine.

En estas dos compañías los volúmenes de negociación son tan elevados y las órdenes de compraventa tan ágiles que varios brókeres han visto interrumpido su servicio de contratación de acciones. El portal especializado Downdetector señala que estos han sido los casos de firmas tan reconocidas como TD Ameritrade, E-trade, Charles Schwab, Fidelity Investments, Interactive Brokers, Vanguard y la ya mencionada Robinhood.

Otros valores en los que se aplican los autoproclamados vengadores de los especuladores bajistas son Alied Esports Entertainment, Kopin Corp, Solitario Zinc, Venator Materials, Vertex Energy y Virgin Galactic Holding, entre otros. Sobre este elenco, Musk no se ha pronunciado todavía, pero varias casas de análisis señalan en sus notas de seguimiento de mercado que no sería descartable un nuevo guiño que alimentase de forma indirecta la ya larga cruzada que mantiene contra los inversores a corto de Tesla.