Carlos Slim adelgaza su cartera de inversión en Quabit en pleno proceso de fusión de la inmobiliaria con la promotora Neinor Homes. El mexicano ha reducido por debajo del 3% su participación en el capital de la cotizada española, de manera que se apea de su lista de accionistas relevantes en un momento clave para su futuro.

Noticias relacionadas

La reducción de cartera comunicada por Slim en la noche del jueves es especialmente significativa, ya que supone la primera alteración en la participación que estrenó en la Nochebuena de 2019, pero que no comunicó al supervisor del mercado hasta nueve días después. En este caso, la rebaja se produjo el pasado 8 de enero.

Así consta en el formulario remitido por el entorno del empresario mexicano a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En el mismo consta también que la operación se ha producido "en un mercado regulado". Actualmente, la posición de Slim se queda en un 2,978% de Quabit, un porcentaje a partir del cual ya no estará obligado a notificar cambios a la baja.

Cambio de cabecera

Antes del paso por caja de Slim, su peso alcanzaba el 3,006% del capital de Quabit. El porcentaje justo para figurar entre los accionistas de referencia de la cotizada que preside Félix Abánades. No obstante, la venta a la que ha procedido ha sido muy limitada, pues los datos aportados al supervisor permiten calcular que el mexicano tan solo se ha desprendido de 41.722 acciones de la española.

El documento remitido a la CNMV además señala una reorganización en el mapa de empresas inversoras del magnate mexicano. Y es que la reducción de participación la comunica Control Empresarial de Capitales SA de CV (CEC) en lugar de Inversora Carso. Se explica que esto es consecuencia de la "fusión por absorción inversa fechada el 30 de junio de 2020".

Por lo que se refiere a la fusión de Quabit con Neinor Homes, la operación se anunció este lunes 11 de enero. Esto es en la sesión inmediatamente posterior al 8 de enero en el que Slim se apeó de la cota del 3% en el capital de la inmobiliaria en la irrumpió hace poco más de un año.

El día 8 de enero, Quabit cerró en bolsa a 0,36 euros por acción. En la sesión de su entrada, la inmobiliaria cerró a 0,94 euros por título. Si se toman como referencias estas cotas, la penalización a asumir por el magnate mexicano habría alcanzado un 61,7%.

Pérdidas latentes

En función del canje ofrecido para la operación de fusión de las inmobiliarias españolas, el precio establecido para los títulos de Quabit se quedaba en 0,424 euros por acción, por lo que las pérdidas para Slim alcanzarían al 55% de su inversión. Por el total de su inversión, sin contabilizar este reciente paso por caja, el quebranto habría alcanzado los 2,3 millones de euros.

No obstante, lo cierto es que la operación supone una oportunidad de expansión de negocio, saneamiento financiero y revalorización en bolsa. En cualquier caso, las pérdidas latentes podrían provocar que Slim y otros accionistas institucionales de relevancia pusieran pegas a la fusión. Desde las dos inmobiliarias españolas se han limitado a recordar que su inversión tiene carácter “financiero” y han mostrado su confianza en que respalde la operación, algo sobre lo que todavía no se ha pronunciado.

Julius Baer también

En paralelo, también ha reducido su inversión Julius Baer. El banco de inversión suizo ha rebajado su peso en Quabit de forma mucho más drástica: del 4,998% al 2,219% de su capital social. Una rebaja que se atribuye a Kairos International Sicav y Kairos Pegasus Fund, los dos fondos asociados a la entidad que hasta el momento mantenían posiciones relevantes en el capital de la inmobiliaria.

De nuevo, se indica que la operación de venta de acciones se ha llevado a cabo "en un mercado regulado". Además, la documentación remitida a la CNMV sitúa la transacción en el día 12 de enero de este año, es decir, justo al día siguiente de conocerse la noticia de la fusión. El mismo en el que las acciones de Quabit llegaron a dispararse un 17% en el Mercado Continuo.

La desinversión, según los datos recogidos en los registros del supervisor, ha ascendido en este caso a un volumen superior a los 4,13 millones de acciones. El día de la transacción, Quabit marcó máximos intradía en los 0,418 euros por acción. Esta cota se quedaba ligeramente por debajo de la que ese mismo día establecía la ecuación de canje señalada para la absorción por Neinor.