El Ibex 35 despide su primera semana del año con una revalorización acumulada del 4,14% y en los 8.407 puntos, niveles que no se veían desde marzo de 2019, tras subir este viernes un 0,26% en su tercera sesión consecutiva al alza. 

Noticias relacionadas

La esperanza de nuevos estímulos en EEUU con la llegada de Joe Biden a la presidencia del país ha permitido este buen tono en el mercado, que también ha traído máximos para otros índices europeos como el DAX alemán.  

Lejos de amedrentarse ante el bochornoso episodio del asalto al Capitolio protagonizado por los 'trumpistas' esta semana, los mercados mundiales han mantenido la calma al calor de la victoria demócrata en el Senado. Wall Street, por ejemplo, cerró el jueves en cotas nunca vistas, con el Dow Jones por encima de los 31.000 puntos y el Nasdaq a punto de superar los 13.000. Y las bolsas europeas han recogido el guante de las subidas. 

Las expectativas generadas alrededor de la nueva Administración demócrata en EEUU, concretamente en lo que hace referencia a un nuevo programa fiscal de estímulos y a la aprobación de un plan de infraestructuras de elevado importe, están detrás de este optimismo generalizado. Además, en Europa la aprobación por parte de la Comisión Europea de la vacuna de Moderna también ha servido para animar a los inversores a incrementar sus posiciones de riesgo.

El selectivo español ha aguantado al alza hasta el mal dato de empleo conocido este viernes en Wall Street, que, por otro lado, sí ha logrado frenar las subidas a unas horas del cierre. En concreto, los valores bancarios y, sobre todo, Solaria, han impedido despedir la sesión con avances de mayor contundencia. 

La compañía de renovables registra un desplome del 13% en su cotización al cierre tras una rebaja de recomendación por parte de los analistas de Goldman Sachs, que han recortado su consejo de 'comprar' a 'neutral'.

Hay que tener en cuenta que el valor viene de fuertes subidas en las últimas sesiones, con lo que los inversores podrían haber aprovechado la situación para la recogida de beneficios. De hecho, en esta semana, incluyendo la caída del viernes, su gráfica suma un 13% a las puertas de los 27 euros por acción. 

Lo mismo ocurre en el sector bancario, que ha liderado las alzas en las primeras jornadas del año. Al cierre, Sabadell cae cerca de un 3% mientras que BBVA cede un 1,75%. Por su parte, Banco Santander caen más de un 2%. 

“El nuevo escenario en EEUU también favorece a compañías como Iberdrola y Acciona, ambas muy bien posicionadas en renovables en EEUU, así como a las grandes constructoras e infraestructuras como ACS, Sacyr, OHL, Ferrovial o FCC, todas ellas con presencia desde hace años en este mercado”, explican los expertos de Link Securities.

De hecho, varias de estas cotizadas se sitúan en la parte alta de la tabla, como Meliá y Ferrovial (ambas entre los valores más castigados hasta el cierre del jueves), aunque la mayor subida la ha experimentado Naturgy con una revalorización del 2,6%.