La ampliación de capital que General de Alquiler de Maquinaria (GAM) lanzó hace poco menos de un mes se ha cerrado este miércoles al suscribirse por completo. La cotizada asturiana ha informado de que después de recurrir a la tercera ronda de colocación ha logrado encontrar dueño para todas las acciones de una operación de 31,54 millones de euros gracias a la cual refinanciará sus deudas.

Noticias relacionadas

En la noche de ayer martes se anunció que al cierre de las dos primeras rondas quedaba pendiente de suscripción un 12,97% de la operación, que finalmente ha quedado adjudicado en el periodo de asignación discrecional de títulos celebrado a lo largo del día de hoy. Así, se han adjudicado los últimos 4,09 millones de acciones que estaban pendientes de encontrar dueño.

En la primera ronda, la de suscripción preferente para antiguos accionistas, GAM consiguió la adjudicación de un 86,07% del volumen a emitir. Un porcentaje que se correspondía con 27,14 millones de acciones. Después, en la ronda de asignación adicional entre estos mismos inversores se colocó un 0,95% adicional, esto es 300.300 acciones más en función de las solicitudes recibidas por la compañía.

Refinanciación

El objetivo de esta operación es completar la refinanciación de deudas del grupo. En el comunicado remitido al supervisor por GAM el pasado 22 de octubre se recordaba que entre los "términos y condiciones principales relativos a la novación de su deuda bancaria" figura la necesidad de ejecutar una ampliación de capital "por importe de al menos 30 millones de euros".

En una comunicación aparte enviada a al Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se especificaba que el acuerdo  sobre el préstamo sindicado por 75 millones de euros que vencía en marzo de 2021 contempla que los vencimientos se repartan "durante los cinco años siguientes". De este modo, la última junta de accionistas de la sociedad ya había dado su conformidad a la ampliación.

En total, la compañía emitirá 31.536.035 acciones ordinarias. Cada una de ellas, a un precio de emisión de 1 euro, a la par de su valor nominal. Una cota que suponía una prima del 7,5% sobre los 0,93 euros a los que sus actuales títulos cerraron la sesión del día del anuncio definitivo de la operación.

Compromisos

A pesar de que estos números no la hacían muy atractiva, la operación estaba asegurada en su totalidad. GAM había señalado que el accionista mayoritario, Gestora de Activos y Maquinaria Industrial SL, "se ha comprometido a ejercitar los derechos de suscripción preferente correspondientes a sus acciones" y acudir al periodo discrecional para hacerse con todos los títulos que pudieran quedar sin adjudicar, como previsiblemente ha ocurrido.

En este sentido, varios de los accionistas de referencia del grupo de alquiler de máquinas de obra habían mostrado su intención de cubrir su parte proporcional en la operación. En concreto, así se habían manifestado los titulares de un 15,67% de su capital social, que abarcaban el 70% del total finalmente adjudicado.

En este grupo figuraban Global Portfolio Investments (7,45%), la sociedad Uno de Febrero SL -del presidente y consejero delegado Pedro Luis Fernández Pérez- (5,84%) y Wilmington Capital SL (2,38%).

Adicionalmente, la compañía señalaba entonces que, en los últimos meses, había reforzado su posición de liquidez. Al inicio de la operación, superaba los 30 millones de euros, como resultado de sumar su tesorería en caja y las líneas disponibles.