Las expectativas sobre las posibles aplicaciones del Aplidín en la lucha contra el coronavirus habían hecho de PharmaMar el valor más puntero de todo el Ibex 35. Sin embargo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sembró la duda al respecto el pasado 10 de noviembre al pedir más datos a la farmacéutica y abrir así la veda a un eventual ataque bajista al que ya se han sumado dos fondos especulativos.

Noticias relacionadas

Muchos inversores se mostraron extrañados ante la concreción de detalles médicos exigidos por el supervisor, según confirman varios brókeres. Incluso sin comprender bien las cifras que entonces facilitó PharmaMar, muchos decidieron que era momento de asegurar ganancias y vender posiciones en la farmacéutica. Así lo refleja el hecho de que, desde entonces, sus acciones caen un sonoro 20%.

A pesar de este golpe que ha puesto los dientes largos a los bajistas, PharmaMar sigue estando entre los líderes en rentabilidad dentro del índice español, con una revalorización acumulada del 123% en lo que va de este año de pandemia. Sin embargo, la renovable Solaria (+146%) ya toma la delantera.

El efecto llamada a los bajistas queda patente en el hecho de que ya son dos los hedge funds que, ante la previsión de que las dudas y las caídas persistan, han elevado su presión contra la farmacéutica española por encima del 0,5%, la cota establecida por la CNMV para que una posición corta se haga pública. Entre los dos suman un 1,13% del capital social de la compañía. Una apuesta que alcanza los 19,2 millones de euros en función de su actual cotización.

Bajistas

Los primeros en superar la referida barrera del 0,5% del capital tras el requerimiento del supervisor fueron los bajistas de Point72 Asset Management, el fondo especulativo antes conocido como SAC Capital Advisors detrás del cual se coloca el millonario Steve Cohen. La posición bajista de este vehículo alcanzó un 0,51% del capital de PharmaMar solo dos días de aquella sesión en la que la acción cayó un 9%.

Hace un mes, los bajistas de Great Point Partners, más conocidos entre los inversores españoles, anunciaban que la apuesta bajista del 0,53% que mantenían en en la farmacéutica desde julio engordaba hasta el 0,62% de su capital. En lugar de aflojar presión tras los últimos retrocesos, sus gestores han optado por incrementar la presión con miras a un mayor desplome de su cotización.

Aunque PharmaMar insitió en la eficacia del Aplidín para combatir el coronavirus -la surcoreana Boryung Pharmaceutical estima que es hasta 2.800 veces más efectivo que el remdesivir de Gilead Sciences-, la revelación de algunos detalles de los ensayos médicos efectuados por la compañía provocaron que la euforia que rodeaba el valor se relajase.

Esto se debe, especialmente, a los temores de algunos inversores ya señalados con anterioridad. A lo que se suma el de que la burocracia de los procesos en España pudiera provocar que los resultados definitivos del estudio de Fase 3 puedan llegar demasiado tarde. Más si ya hubiese una o más vacunas en circulación en el mercado.

Aplicación

No obstante, expertos médicos consultados por este portal aseguran que, si bien este factor podría reducir su potencial ámbito de aplicación -y, por tanto, negocio-, se trata de realidades distintas debido a que el Aplidín estaría indicado no como método preventivo, sino para el tratamiento de pacientes ya contagiados. Además, hasta que la campaña de vacunación alcanzase a un porcentaje significativo de la población mundial, es previsible que los nuevos casos sigan produciéndose.

A pesar del asedio bajista que han alimentado las últimas caídas en bolsa de la compañía, los analistas mantienen su visión optimista sobre el valor. Tanto es así que dos expertos aconsejan la compra de sus acciones, otros tantos se decantan por mantener y solo uno recomienda vender sus títulos.

Potencial

Además, los últimos retrocesos han hecho que el precio objetivo de consenso que marcan los expertos vuelva a suponer potencial alcista para sus acciones. Desde los 94 euros que ronda su gráfica hasta los 123,8 euros en que los analistas marcan techo, el margen para la remontada es superior al 30%

Este mismo martes, sus acciones se apuntaban al lado amable de la gráfica al calor de novedades sobre el Yondelis, el otro fármaco estrella de la compañía. En concreto, la española ha llegado a un acuerdo con la alemana Stada para que esta última se encargue de la comercialización del antitumoral en Oriente Medio y el Norte de África.