Ana Botín ha vuelto a salir de compras. La presidenta del Santander, Ana Botín, ha comprado acciones y opciones sobre acciones del banco. Estas últimas tienen marcado un precio de ejercicio de 2,1 euros por título para 2022. Una cota que vendría a reflejar que la primera ejecutiva intuye un potencial alcista de al menos un 36% para la entidad en los dos próximos años.

Noticias relacionadas

Esta última apuesta de Botín es significativa, ya que ha adquirido opciones para hacerse con hasta 3,49 millones de acciones de Banco Santander a su vencimiento, establecido a dos años vista. Se trata de opciones europeas, que a diferencia de las americanas, solo pueden ejercerse a su fecha límite si la acción cotiza del importe establecido inicialmente en el contrato.

Así consta en la documentación remitida por la presidenta del banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Estos formularios recogen que las operaciones se han efectuado a través de Cronje SLU, la sociedad a través de la que la banquera gestiona su patrimonio personal.

A por los 2,1 euros

En este sentido, Botín se ha hecho con 1,35 millones de opciones referenciadas a la reconquista de los 2 euros por acción en la gráfica del Santander y con otros 2,14 millones de opciones ligadas a la recuperación de los 2,10 euros por título. A razón de la cotización que las acciones del banco marcaban el pasado 23 de septiembre, esta última cota implica un potencial alcista del 36%.

Aunque a tenor de los últimos rebotes de la entidad esta cancha alcista se ha visto reducida al 30%, aún sigue siendo una marca más que considerable. Más si se tiene en cuenta que el Santander lleva perdido un 56% de su valor en bolsa en lo que va de este 2020 del coronavirus, lo que le ha hecho perder peso en el ranking de ‘blue chips’ del Ibex 35.

Ocho millones invertidos

Además de esta operación a través de derivados, Botín también ha dado cuenta al supervisor de la compra de 200.000 acciones del Santander a un precio medio de 1,55 euros. Todas las adquisiciones tuvieron lugar el pasado viernes 25 de septiembre en la Bolsa de Madrid, con precios que oscilaron entre los 1,57 y los 1,54 euros por título. En total, un desembolso de 310.000 euros.

Con estas operaciones, la presidenta del Santander ha dedicado cerca de 8 millones de euros en la compra de unos 2,5 millones de acciones del banco. Si la remontada se produce, la cifra a adquirir en dos años podría ser muy superior en el caso de que optase por ejercitar sus derechos de compra.

Akbari también compra

En paralelo, la consejera externa independiente Homaira Akbari ha informado de la compra de 20.000 acciones del Santander en la Bolsa de Nueva York. La operación tuvo lugar el pasado 23 de septiembre, a un precio de 1,81 dólares por título, el equivalente a 1,55 euros en función de la tasa de cambio de divisa establecida por el Banco Central Europeo (BCE).

Es la tercera vez que la franco-estadounidense adquiere títulos del banco español en lo que va de año. Anteriormente, y también en el parqué neoyorquino, había comprado 5.000 y 10.000 acciones en sendas operaciones celebradas a finales del pasado abril, tal y como recogen los registros del supervisor del mercado.